Qué Tiempo Tan Feliz Nostalgia

QTTF | ‘Can’t Fight The Moonlight’, cuando queríamos bailar con LeAnn Rimes en la barra del bar

QTTF | ‘Can’t Fight The Moonlight’, cuando queríamos bailar con LeAnn Rimes en la barra del bar

Con el cierre de ‘Qué Tiempo Tan Feliz’, hemos decidido mantener viva la marca, y hacernos un María Teresa Campos para nuestra generación, es decir, recuperar las canciones que, por un motivo u otro, nos provocan algo de nostalgia. No serán siempre enormes hits, no habrán sido #1 en todas las listas del mundo, pero siempre tendrán algo que haga que merezca la pena echar la vista atrás, bien por lo positivo o lo negativo. Rebobinemos pues hoy hasta 2000, cuando ‘El Bar Coyote’ se estrenaba, y se convertía en película de culto para toda una generación que acabó queriendo subirse a bailar en las barras de cualquier bar.

 

La canción: ‘Can’t Fight The Moonlight’

La canción en sí fue un total punto de inflexión para su compositora, Dianne Warren y la propia LeAnn Rimes. La primera siempre ha sido más popular por trabajar en inmensos baladones para esta o aquella diva (ha compuesto temas para Whitney, Celine Dion, Mariah Carey, Christina Aguilera, Beyoncé…) que por su uptempos, y la segunda, hasta la llegada de ‘Can’t Fight The Moonlight’, era una cantante country.

Pero en pleno fervor por los ramalazos pop de likes como Shania Twain o Faith Hill, cualquier artista digna de Tennessee tenía la posibilidad de reinar también en el trono del pop, con lo que LeAnn se lanzó a la conquista de las listas mainstream.

La estructura de la canción es bastante curiosa, porque aunque arranca con un golpe pop digno de Max Martin durante dos notas, de pronto se torna en un medio tiempo bastante melódico hasta que el estribillo recupera parte del espíritu uptempo que se le intuía. Realmente, los tropecientos cambios en el tono y ese estribillo, son claves en el éxito de la canción, porque son los encargados de romper con la suavidad de su arranque.

Como dato curioso de la canción, la versión que Piper Perabo canta durante la película también fue grabada por LeAnn Rimes, pero alteraron la voz para que pareciera otra persona. Por lo que sí, hay un momento de ‘El Bar Coyote’ en el que LeAnn Rimes actúa consigo misma.

 

¿Cómo era el vídeo?

Una versión extendida de la actuación de la cantante en la película, después, de hecho, de que LeAnn participara en el casting para hacer el dueto al final de la película con Perabo, y terminara poniéndole voz a sus escenas cantadas. El problema con LeAnn es sencillo: mientras Shania Twain y Faith Hill eran mujeres de mediana edad con mil recursos y más cara que espalda para sacar adelante sus ramalazos poperos, a LeAnn le costaba bastante salir del establo y jugar a ser Jessica Simpson, con lo que el resultado del clip es bastante soso.

Gracias al montaje de imágenes de la película, y al hecho de que LeAnn salga siempre acompañada de 200 personas dándolo todo con ‘Can’t Fight The Moonlight’, uno olvida lo aburridísima que está siendo ella para estar sobre la barra de un bar, con una canción, además, que sería promocionada con un remix latino en muchos lugares más tarde. No hay nadie en el mundo que evoque menos un espíritu latino que LeAnn Rimes en aquel vídeo.

Eso sí, no lo menospreciemos, porque gracias a él, o bueno, en realidad más bien a la película, hemos tenido recientemente el clip de Little Mix para ‘No More Sad Songs’. Y oye, sin ser nuestro vídeo favorito de las chicas, es evidente que el cuarteto supo sacar más partido al subirse a una barra y repartir chupitos.

 

¿Qué hizo con el single?

Fue #1 en UK, Irlanda, Suecia, Bélgica, Finlandia y top5 en Canadá, Italia o Francia, con lo que los datos os están dando una previsión de lo que ocurrió con ‘Can’t Fight The Moonlight’: uno de sus más pobres resultados lo consiguió en el propio Estados Unidos, donde, a pesar de todo, se colgó del #11 del Hot100. Supo a relativamente poco su resultado en Billboard, porque a pesar del bombo que se le había dado a la película y su banda sonora, Rimes repetía el resultado de su anterior single, ‘I Need You’, que también se quedó a un paso del top10.

Eso sí, que nadie le amargue la fiesta, porque ‘Moonlight’ fue el 12º single más vendido de aquel año en UK, triple platino en Australia, y platino en Bélgica, Holanda y Suecia. Jamás repetiría el éxito internacional de aquel single.

El álbum que contenía ‘Can’t Fight The Moonlight’ era un grandes éxitos llamado ‘I Need You’, el segundo de los -atención- ocho recopilatorio que ha lanzado hasta hoy la cantante. Funcionó correcto en el mercado internacional, pero, de nuevo, le dejó un pobre sabor de boca en Estados Unidos, cuando «sólo» se certifico Oro con un #10, estando ella acostumbrada a Platinos y mejores posiciones en la lista de álbumes.

El problema real, en cualquier caso, se ocasionó con el lanzamiento de su siguiente álbum, el más pop ‘Twisted Angel’ en 2012, que la hacía fallar el top10 en Billboard, no le daba un buen resultado internacional, y provocó que Leann retornara al country más country de ahí en adelante.

 

Trabajos posteriores que merezcan ser comentados

A pesar de seguir en el country con sus discos, LeAnn se ha permitido algún devaneo más poppy a lo largo de su carrera, y lo cierto es que, si miramos en su tabla de lanzamientos, su recorrido ha sido mejor en UK que en Estados Unidos. Desde ‘I Need You’, LeAnn ha logrado 7 singles top50 en el mercado británico, y ninguno en Estados Unidos, donde eso sí, ha logrado top20s en las listas country.

En álbumes, LeAnn, que ha lanzado 7 álbumes tras finalizar la promo de ‘El Bar Coyote’, ha colado 6 de ellos en el top3 británico -tres números uno-, pero apenas dos en el top10 americano. Sus singles no han sido muy populares desde 2006, cuando posiblemente lanzó el que ha sido su último hit medianamente relevante, ‘And It Feels Like’. Salía de su álbum ‘Whatever We Wanna’, su último acercamiento al pop que no fue lanzado en Estados Unidos.

Lamentablemente, la cantante ha sido más popular en tabloides, en los últimos años, que en el mercado musical: su relación con Eddie Cibrián, que terminó rompiendo el matrimonio de este, acaparó todos los focos de la prensa y la convirtió en diana del amarillismo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html