La movida de Las Vegas de Adele sigue trayendo cola. De cara al público, los shows se cancelaron por problemas con los envíos y el impacto del Covid-19 en el equipo, pero se ha rumoreado mucho que los motivos de la cancelación real pudieran ser dos:

  1. Una improbable crisis de pareja que llevó a Adele a viajar fuera de Vegas para buscar una reconciliación. Algo que la cantante desmintió de forma indirecta a través de redes sociales.
  2. Que la artista llegara tardísimo a validar el proyecto y cuando llegó al teatro no le gustaba el staging del show, algo de lo que muchos medios se han hecho eco, referenciando directamente la escenografía con coro góspel y lago artificial de ‘Skyfall’ como número de apertura.

Porque seamos honestos: de ser los retrasos y el Covid lo que impidió que el show se llevar a cabo, Adele no hubiera cancelado todo el espectáculo hasta el mes de abril, sino las primeras dos semanas, por ejemplo.

En su paseillo de promoción por el Reino Unido, tras actuar y arrasar en los Premios Brit con ’30’, ha acudido al plató de Graham Norton, donde ha hablado de otra de las polémicas que colean con los conciertos: cuándo tendrán lugar nuevamente. Durante la entrevista, Adele confirma que será a lo largo de este año, aunque sigue sin cerrar fechas. Un problema, porque el escenario del teatro donde actuaba en Vegas tiene citas de conciertos cerradas hasta entrado el verano, con lo que Adele no podría volver a actuar hasta la segunda mitad del año.

Y claro, el problema llega con el tema de la devolución de entradas: hasta que el show no confirme nuevas fechas, los organizadores no devuelven ni un duro. Y eso ha creado bastante malestar entre sus seguidores, que viajaron a Las Vegas desde diferentes puntos del mundo para ver el show de ella. Obviamente, no recibirán la devolución de vuelos y hoteles, pero lo mínimo es que pudieran recibir el de las entradas de vuelta desde el primer momento en el que el show se «pospone» sin noticias.

Adele ha hablado de que nunca valoró salir al escenario acompañada únicamente de un piano:

«Es Vegas, no puede ser simplemente un show mío con mi jodida guitarra. Hay momento intimistas en el espectáculo, pero no todo el show es acústico.»

Ha aprovechado también para explicar que volverá a estar un tiempo ausente tras la promo de ’30’, que la compañía espera extender hasta finales de 2023, pero que ha aprendido a combinar su vida privada con la pública y que, por tanto, la veremos de cuando en cuando yéndose de cena o similares. Pero que su música descansará.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html