Shakira se ha quedado tan ancha con la sesión 53 de Bizarrap, que al lado de las hectáreas del coño servido, el Desierto del Gobi es apenas un puñadito de arena. Tal ha sido el coño servido que Chilly se ha declarado en quiebra en cuanto se ha visto con la necesidad de refrescarlo. Tal ha sido el coño servido que no hay material en Pontejos capaz de fabricarle una braga. La ‘Music Sessions Vol. 53’ ha ido a la yugular de Gerard Piqué y no ha dejado ni los huesos cuando ha terminado de masticar.

Claro, lo que tiene serle infiel a la señora que escribió ‘Antología‘, ‘No‘ o ‘Si Te Vas’ es que tienes todas las de perder en cuanto salgas por la puerta. Es que ‘Te Felicito’ y ‘Monotonía‘ -escritas aún durante la relación con el futbolista- eran la parte del tsunami en la que el agua está aún retirándose. La ola ha llegado con la producción de Bizarrap y contiene versos como estos:

  • Tanto que te las das de campeón y cuando te necesitaba diste tu peor versión.
  • Me dejaste de vecina a la suegra, con la prensa en la puerta y la deuda en Hacienda.
  • Ah, mucho gimnasio pero trabaja el cerebro un poquito también.
  • Aquí me siento un rehén, por mí todo bien, yo te desocupo mañana y si quieres traértela a ella, que venga también.

Wow, realmente. ¿La única pega? Los momentos en los que centra su disparo en ella, la nueva novia de Piqué («tiene nombre de buena persona, claramente no es como suena» -en referencia a Clara Chía, la persona en cuestión), y no en él, que son unos cuantos y podía haber atinado mejor. Aunque entendemos también que una se pone de mala leche, coge carrerilla y, sinceramente, tampoco tiene todo en esta vida que ser sororidad y representatividad. She’s Clara with the good hair. Pero en cualquier caso, la ‘Music Sessions Vol. 53’ nos deja a una Shakira descontenta con su vida en España, que lo involucra en su movida económica de alguna manera y claramente la puerta cerradísima a una reconciliación.

El mar de por medio y esta canción como testigo de los últimos meses de la relación. Vino para comer y no dejó ni las migas. La comida, no la girlband de flamenco-fusión.

★★★★ ·

Será tu rollo si: eres Laura Fa, alguna vez has tenido ganas de cambiar a tu pareja por una tarrina de Haagen-Dazs, tienes claro que sí se puede vivir con tanto veneno. Por un ratito al menos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html