Como no hay dos sin tres, después de echar un ojo a las más recientes entrevistas de las reinas de lo delulu, Rusa López y Verónica Romero, hoy cerramos el triángulo con una que hace unos días dio Ainhoa Cantalapiedra, ganadora de ‘OT 2002’, en Onda Vasca. Una entrevista que promete desde su arranque, cuando, con acento mexicano, la cantante asegura que «extraña su tierra y su acento«. El acento mexicano de Ainhoa, como el cubano de Beatriz Luengo o el andaluz de Terelu, va y viene por minutos.

Pero recopilemos los momentos más delulu que se ha marcado la intérprete de clásicos como ‘Acéptame Así’:

 

 

01 · El minuto de oro, del que cagó el loro 


«Ese momento que acabamos de escuchar ahora (en el que ella ganó) creo que es el minuto de oro de la historia de televisión española, o del programa. Millones y millones de personas, y ojo, hablamos de España. Porque eso se retransmitió en el Canal Internacional en todo el mundo. Igual que, ¿40 millones? ¿30 millones? Una locura.»

Bies es cierto que la final de Ainhoa, con un 47,9% de share y 7,8 millones de espectadores, manejó cifras de escándalo: 9,5 millones vieron el minuto de su victoria, con un 76,1% de audiencia. Pero obviamente no es el minuto de oro de Televisión Española: primero porque evidentemente, las cuotas del TVE 1 eran una locura cuando apenas tenía competencia, pero incluso en la era de las privadas, la primera edición de ‘OT’ congregó a 15,4 millones de espectadores frente al televisor durante la actuación de Verónica. 6 millones más que la final de Ainhoa. También meses antes, durante el Eurovisión de Rosa, un 91,1% de share le daba el minuto de oro a las votaciones de Alemania con 15,5 millones de espectadores. 

Por lo que obviamente Ainhoa no tuvo 40 millones de espectadores. Salvo que 31 llegaran desde México, que entonces entenderíamos el motivo de que se mudara allí. Ni siquiera tiene sentido alguno que más de 6 millones llegaran de la audiencia del Canal Internacional, francamente.

 

02 · Su gira mundial interruptus

«La primera gira, que era con Shalim, con Miami Sound Machine, que había cerrado medio mundo, tuvo que cancelarse. Eso ya no únicamente a nivel promocional… a nivel emocional lo que supone eso… yo no estaba preparada para eso. Si ya tuve que ir al psicólogo por pasar de no ser conocida a ser mundialmente conocida, de repente sentir que caía en picado… es muy complicado.»

Imaginaos el bajón de la pobre, después de aquel primer disco que tuvo tantísima aceptación, con sus nada menos que 11 semanas de permanencia en el top100 español, con su gira mundial firmada con Shalim. El público de Andorra, Fiji, Sri Lanka y Genovia se quedó sin poder disfrutar del show del trío por el accidente de Ainhoa, que finalmente sería substituida -que diría Belinda- por Dios sabe qué flautista étnica del Perú. Hicieron sold out en el spa andorrano.

 

03 · Su eterno speech de «la mano negra»


«Yo no tenía que haber ganado ese programa, había otras personas que interesaba más que lo ganaran. Como ganadora, no se me dio lo que se debía. Obviamente, Beth fue a Eurovisión… pero fue así y no pasa nada, yo sigo trabajando en lo que me gusta.» 

Esta parte siempre es nuestra favorita de su narrativa: primero te cuenta que después de grabarle un disco con Emilio Estefan como productor ejecutivo y firmarle una gira «mundial» con dos «estrellas» del momento, sentía que como ganadora no se le dio lo que merecía. Y luego te dice que había una mano negra en el concurso porque ella no debía ganar, debían ganar otros. Una mano negra bastante pobre, mano negra del tipo Jesy Nelson, que ni negra ni nada, porque vamos, lo mal que hizo su trabajo que Ainhoa acabaría ganando ‘OT’. Oye, hemos visto mil victoria discutidas en la televisión –la de Benidorm, la última-, pero la victoria de Ainhoa no hubo mano negra que consiguiera manipularla. Acabó ganando a pesar de que los grandes mandos no querían que ganara. Debía ganar otro, pero oh sorpresa, ganó ella por la inmensa presión popular. Estuvo el 15M y la presión del público de ‘OT 2002’. 

 

04 · Coach vocal en una enorme Ciudad de México


«Es una ciudad difícil, viven como 25 millones de personas, que me río yo de Madrid. Tengo el acento, cómo músico que soy, soy compositora, tengo ese oído y se me queda. Y allá donde fueres, haz lo que vieres. Pero estoy contenta porque, el poder meter canciones en telenovelas a nivel mundial, el poder componer para gente a nivel mundial, el haber trabajado como vocal coach para gente como La Jose, porque he trabajado en ‘La Voz’ de vocal coach… es maravilloso. Y todo lo que no puedo contar y que este año va a salir.»

Normal que te rías de Madrid si crees que en Ciudad de México, en vez de los 9 millones que viven, viven 25. Así también es normal que mida las audiencias como las mide. Ainhoa entra en el médico de cabecera, le preguntan la estatura y responde: «tres kilómetros veinte». Y después la narrativa de las canciones de las telenovelas. A ver, Ainhoa, tampoco podemos colar dos temas hace más de un lustro y seguir estirando ese chicle. Literalmente hay 4 canciones a su autoría en internet: dos para Mikel Bizar, una para 2LANZ y otra para Krysthian Benítez. Sólo en una de ellas no aparece como feature. Juntas, no alcanzan las 5.000 reproducciones en Spotify. Ainhoa lleva cuatro años sin publicar material propio. 

Igual es hora de contar de qué vive una realmente en México, porque de componer para otros y de canciones de telenovelas en 2017 no creemos. De su paso por ‘La Voz’… ni rastro en internet, pero Dios sabe.

 

05 · El crowdfunding con el que «regalaba» su disco


«Con ‘Imperfecta’ empecé con el crowdfunding, yo soy madrina del crowdfunding, esto que ahora está tan de moda. Me consideraban una loca por regalar mi disco, pero lo hicimos.»

Primer punto: hace ya como casi una década que el crowdfunding pasó de moda. Segundo punto: si haces un crowdfunding, evidentemente no regalas tu disco, te lo han comprado por adelantado. Tercer punto: el crowdfunding empezó a utilizarse en España en el 2000, con lo que ya nos diréis como Ainhoa es madrina del mismo más de un lustro después; cuando ‘Imperfecta’ se publicó en 2007. Es más, en 1989, Extremoduro financiaron un álbum vendiendo vales de 1.000 pesetas a sus fans, si nos apuráis. Es el speech tipo Natalia de «yo fui la primera en lanzar singles sueltos». No lo creo, ni Indómita.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html