Pablo Alborán tiene pinta de ser el típico tío majete. El tío majete que te llevarías un día de picnic con amigos porque puedes presentárselo sin problema, el tío majete que un día te acerca a Leroy Merlin y se entretiene mirando cada tipo de ficus mientras asiente a varios de ellos, el tío majete que encuentra diría frases como «tengo una pecera enorme en casa porque es taaan relajante». Ese tipo de tío majete que sí, generalmente es unproblematic y pragmático a nivel social.

Pero Pablo Alborán también tiene pinta de ser una persona que no es la alegría de la fiesta. De esos que pide Bitter Kas y, lo que es peor, termina comiéndose la aceituna que le añaden. De esos que se duerme con vídeos de ASMR. Sólo hay que mirar la de la baladas que hay en su catálogo. Si a su lado Álex Ubago es prácticamente un MC de una batalla de gallos. ¡Si hasta su salida del armario parecía un minuto de silencio! Que parecía aquello el día de liberación de la Farmacéutica de Olot.

Y claro, cuando le ha tocado lanzar otro de esos singles sueltos que estila ahora, después del relativo resbalón comercial que le ha supuesto la era ‘Vértigo‘ -que el resto mataría por esas cifras, claro, pero se ha dejado 6 Platinos y el tour de arenas en el camino-, pues claro, como que chirría.

Sobre todo porque en ‘Carretera Y Manta’ Pablo Alborán arranca con un reguetón-pop bastante genérico que después pasa a un funky demasiado facilón en el estribillo y acaba en batiburrillo nonsense en la segunda estrofa. Es como un Pablo Alborán golpeando el pladur de las oficinas de Spotify para que lo incluyan en playlists juveniles y de moda. Básicamente como cuando se montó el trío con Álvaro De Luna y Aitana. Que sólo le faltó colgarlos de cuerdas y usarlos como tronco para derribar las puertas del castillo de Novedades Viernes.

Pablo Alborán debería estar como por encima de eso ya. Y si se lo quiere pasar bien, que se lo pase, faltaría más. Pero no hace falta forzar la percepción de diversión y algarabía. Cuela más bien poco.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html