El pasado viernes, llegaba a las plataformas de streaming un nuevo álbum de R. Kelly. La sorpresa arrancaba en Apple Music, primer servicio en el que aparecía ‘I Admit It’, un álbum completo que sería el primer disco de estudio del artista en los últimos 7 años.

Recordemos, por si acaso, que R. Kelly está cumpliendo 30 años de prisión por varios crímenes de abusos sexuales y que aún tiene pendientes varias causas por abusos a menores que probablemente incrementen esa condena. En consecuencia, las plataformas decidieron mutear sus lanzamientos -sin playlistearlos o promocionarlos- y Youtube, por ejemplo, fulminó todos los canales oficiales del artista.

De modo que a todo el mundo le pillaba por sorpresa la publicación de ‘I Admit It’. ¿Cuándo lo había grabado? ¿Quién había osado publicarlo? El disco apenas duraba algo más de un día en streaming, porque rápidamente se descolgaba de plataformas al descubrirse que se trataba de una colección de temas grabados por el artista los últimos años previos a su condena, pero no un disco como tal.

La cuestión es, ¿quién demonios colgó esos temas en el perfil verificado del artista?

¿Sony Music?

Lo lógico sería pensar que lo colgó Sony Music, que en principio es quien tiene los derechos de gran parte de la discografía de R. Kelly. Sin embargo, la revista Variety aseguró que el sello no había compartido la mixtape en plataformas, incluso aunque en la marca de copyright pudiera leerse ‘Legacy Recordings’, que es filia de la propia Sony. El sello se ha desmarcado absolutamente del lanzamiento.

¿Su equipo?

La segunda posibilidad es que su propio equipo hubiera decidido, de forma unilateral, subir el material a las plataformas de streaming. Sin embargo, uno de los abogados del cantante ha salido a comentar que tampoco ha sido su gente de confianza la que ha compartido ‘I Admit It’, y de hecho, ha señalado lo ilegal de haber subido el material. Una actividad que podría estar cometiendo la ilegalidad de «robar propiedad intelectual» del artista.

Claro que sorprende por que cuando alguien comparte material inédito de un artista, que alguna vez ha ocurrido, lo comparte en perfiles falsos de Spotify (ej: podrían haberlo subido como Ar Queli). Pero no era el caso: ‘I Admit It’ aparecía como lanzamiento oficial en su perfil verificado.

¿Real Talk Entertainment?

La última opción posible es que el disco lo publicara una compañía llamada Real Talk Entertainment, que según parece, tiene en sus manos el catálogo de algunos artistas del hip-hop dosmilero americano. Según parece, después de que RCA -de Sony– rompiera su contrato con R. Kelly en 2019, este pudo haber cedido o vendido parte de su catálogo a Real Talk.

Variety ha investigado también acerca de esto, pero Real Talk Entertainment no ha querido confirmar ni desmentir la noticia. Llamativo, teniendo en cuenta que realmente su participación se basaba objetivamente en una mera hipotesis.

Es curioso que al final todos se laven las manos al hablar de un álbum que lleva por paradójico título ‘I Admit It’. Por ahora, lo que está claro es que el disco ha sido eliminado de toda plataforma y por tanto R Kelly seguirá dependiendo de su catálogo hasta la fecha, sin novedades.

El artista cuenta, a pesar de todos los pesares, con más de 4 millones de oyentes mensuales en Spotify. Una cifra que no es espectacular considerando las que se manejan en Estados Unidos, pero que sí le es suficiente para seguir teniendo buenos datos de escuchas.

Os dejamos con ‘What If’, un single que Kate Winslet lanzó en 2001 y llegó al #5 de las listas británicas:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html