Música

Nochevieja 2017: Mariah, justita, se recupera y Britney tiene otro ataque de epilepsia

Nochevieja 2017: Mariah, justita, se recupera y Britney tiene otro ataque de epilepsia

La Nochevieja se celebraba de nuevo en el ‘Dick Clark’s New Year’s Rockin’ Eve’ y la que más tenía que ganar con respecto al pasado año era Mariah Carey. La cantante de clásicos como ‘Camouflage’ se presentaba por segunda Nochevieja consecutiva en el escenario del evento, dispuesta a acallar el drama de su última y catastrófica aparición, en la que no dio una y quedó expuesta frente al mundo entero en unos cuantos vídeos que se hicieron virales.

El directo de Mariah Carey es de los más discutidos de la última década, y aunque no es tan malo como suele querer hacerse ver -una mala fama apoyada en la pésima imagen mediática de la cantante-, lo cierto es que la otrora reina del despliegue vocal está en horas bajas a este respecto. Carey ha querido arrancar el año revisando dos clasicazos, ‘Vision Of Love’ y ‘Hero’, y las cosas han quedado en término medio a nivel cualitativo: un ni pa’ ti ni pa’ mi del que la cantante, en cierto modo, ha salido beneficiada. Es decir, que el titular de la actuación de Mariah es que no fue un cuadro. Y parece que los seguidores de la cantante se conforman con eso, porque Carey ni brilló especialmente, ni defendió bien las canciones, desafinada, a ratos, y muy justa de voz prácticamente el 100% de su aparición. Pero, como decimos, no hizo el ridículo ni cantó llamativamente mal. Misión cumplida.

Lo de Britney Spears, por descontado, es jugar en otra liga, porque lo suyo es el atrezzo, el show, y a pocos les importaba si la muchacha parecía empeñada en cantar por encima del playback o no. Pero en estos términos, los del espectáculo, Britney falló al mismo nivel de Mariah: la cantante de legendarios temas como ‘Dear Diary’ pareció sufrir un ataque de epilepsia en las dos canciones, ‘Work Bitch’ y ‘Toxic’, con especial cantidad de espasmos al inicio de la segunda. Si Mariah no consigue llegar al tono, Britney no consigue llegar al paso. Es decir, sí, baila mejor que hace unos años, pero ha olvidado como mantenerse en un escenario cuando no tiene todos los pasos marcados.

Pero, en ambos casos, el titular fue el mismo: ninguna de las dos hizo el ridículo, y con esto, a estas alturas de la década, nos damos por satisfechos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html