Agoney se ha mosqueado un poco esta semana. Lo ha hecho con El Periódico, que le ha hecho una entrevista por el lanzamiento de su nuevo single, ‘Quiero Arder’ y su participación en un programa de televisión. Después de un par de preguntas de calentamiento, el periodista le preguntaba por si la canción estaba inspirada en Mónica Naranjo. Y Agoney respondía:

«Se me pregunta mucho por Mónica Naranjo porque entiendo que es una de las voces más privilegiadas en este país. (…) Quizás no hay muchas personas con ese registro y por eso se me compara con ella y con Adam Lambert.

Yo le invito a los periodistas a que le pregunten lo mismo a los 40 artistas que hay en este país y que son todos iguales: hombres heterosexuales que cantar exactamente igual y que no logro distinguir cuando los escucho en la radio.»

Sí, un pelín pasada de rosca la respuesta, pero en la segunda mitad, el cantante tiene toda la razón. Porque sí, ‘Quiero Arder’ suena a Mónica Naranjo. Suena tan inspirada por la forma de cantar de ella como algunos temas previos de Agoney. Como el propio artista desde hace cinco años, por lo que seguir preguntándole si su música viene inspirada por MoNa es algo que no tiene interés real alguno. ¿Qué esperaba El Periódico? ¿Que Agoney dijera «no, está inspirada por mis ídolos reales, Joan Manuel Serrat y El Drogas». Pues obviamente no. Claro que es Naranjo la que le sirve como referencia.

Como decíamos, es en la segunda mitad de su respuesta donde Agoney da realmente en la diana: ¿cómo de ridículo sería acudir a una rueda de prensa de Manuel Carrasco y preguntarle «¿te has inspirado en Alejandro Sanz?». O podríamos ir a una de Dani Fernández y preguntarle si está inspirándose en Dani Martín. O preguntarle también a Rauw Alejandro si le inspira Maluma. O a Melendi si le inspira Sabina.

Pero no ocurre. Y no ocurre por lo de siempre: porque los tíos heterosexuales -especialmente si a su alrededor aparece una banda o llevan una guitarra al hombro- cuentan automáticamente con una carta de credibilidad. Artistas. En mayúscula. Una personalidad desbordante. Nadie le pregunta a Beret si sus canciones suenan a Alex Ubago necesitado de Angileptol. O a los de Viva Suecia por qué les diferencia de Izal.

Y claro que hay cosas que les diferencian. Igual que Agoney sólo suena vocalmente inspirado por Mónica. Como lo están muchos de los citados entre sí. ¿Entonces por qué le preguntan tanto? Pues porque para la mayor parte de la prensa es algo extraño que Mónica Naranjo sea referente. Hay que hacer hincapié porque «Agoney va de Mónica Naranjo». Risas enlatadas. Si Agoney sonara a Melendi todo genial, porque uno más para la saca. Pero suena a una señora que hace -hacía- pop. No cuenta con credibilidad artística suficiente. Es una rara avis.

Es normal que a la cuadragésimoquinta ocasión, Agoney acabe hasta la punta del Cachito‘ de que le pregunten por Mónica o Adam. Por mucho que los admire. Porque la industria española está plagada de calcos -¿alguien se atreve a diferenciar a Quevedo de Omar Montes?- que nadie discute salvo que sean «graciosos» o «curiosos«. Casi 2023, señores.

Claro que Mónica Naranjo es referente para Agoney. Lo que debería ser raro es que no lo sea para una veintena de artistas más de nuestro mainstream. Sería lo natural.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html