Música

La emoción pasó factura al ‘Voy A Quedarme’ de Blas Cantó en ‘The Rocío Show’

La emoción pasó factura al ‘Voy A Quedarme’ de Blas Cantó en ‘The Rocío Show’

¿Recordáis cuando a Edurne, cuando acudió a representar a España en Eurovisión, se le recordó tanto que su interpretación de ‘Amanecer’ era fría, que le acabaron montando una narrativa imposible en el escenario hasta el punto que soltó una lágrima en la final? Pues un poco de antemano, parece que la historia se esté repitiendo con Blas Cantó, que a este paso le van a llevar cinco plañideras como acompañamiento al escenario eurovisivo.

Anoche regreso al plató de ‘The Rocío Show’, después de haber cantado por Rocío Jurado la semana pasada, para, ahora sí, interpretar ‘Voy A Quedarme’, su propuesta para el Festival. Y había que ponerle emoción al asunto. Se fue viniendo arriba la cosa, se fue notando en la voz, y al final, tanta emoción desembocó en un gallo en el momento álgido del tema. Las cosas como son, no es la primera vez que le cuesta sostener la nota del momento, pero en esta ocasión se le fue del todo.

Pero como bien explicaban en redes sociales, los cantantes no son máquinas y tiene la posibilidad de fallar. Tampoco es un gran drama. Blas achacó el fallo -sort of- a lo complicado que le resultó cantar la canción con las imágenes de Rocío Carrasco y su hija en el fondo. Y es que la puesta en escena de toda su performance en el programa tampoco ayudó lo más mínimo. No por ponerle nervioso, es que era una horterada.

Más allá de la absoluta validez del testimonio de Rocío, lo de ‘Voy A Quedarme’ anoche fue una horterada. Las imágenes de La Niña™ con la letra del tema debajo, entre el énfasis a su contenido y el karaoke de Huertas, el momento en el que Cantó se dio la vuelta para cantarle a una Rocío Carrasco de imágenes rescatadas de la semana anterior… y como diría Matías Prats, permíteme que insista: ‘Voy A Quedarme’ no es una canción aplicable a cualquier situación de distanciamiento. Ni se acopla bien a la narrativa de un fallecimiento familiar, ni se acopla bien a la narrativa de Carrasco y su hija.

Es una canción bonita, pero estamos intentando darle una emoción forzosa extra que no necesita. Así acaba todo como acaba.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html