Harry Styles no está aún preparado para entrar en el armario y asumir su heterosexualidad. Es algo profundamente respetable, cada uno vive sus procesos y no debe ser algo sencillo asumir que se es hetero y tener que contárselo a amigos y familiares para poder llevar una vida normal con la situación asumida.

Es por ello que Styles, durante su última entrevista para la revista ‘Better Homes And Gardens’ (esto suena a broma pero en serio que no lo es, es tal cual el nombre de la revista, que cumple 100 años), ha hablado de su vida sexual en los términos que ahora leeréis. Coged una pipa, sentaos en vuestra mejor butaca de polipiel con un batín y colocaos un libro de Kafka entre las piernas, porque la delusion filosófica a la que vais a enfrentaros requiere de una buena preparación previa:

«Durante mucho tiempo, pensé que lo único que realmente era mío era mi vida sexual. Me sentía avergonzado de ello, avergonzado de que la gente supiera siquiera que tenía relaciones sexuales, no te cuento ya de que supieran con quién. He sido muy abierto con mis amigos, pero es una experiencia personal: es mía.

El punto es que deberíamos ir hacia una senda de aceptación de que todo el mundo acepte más y sea más abierto, en la que no tengamos que usar etiquetas, no tengamos que aclarar qué elecciones estás haciendo.»

Vamos, que no quiere meterse en el jardín de que lo acusen de queerbating mientras sigue participando de ello. Al menos no se hace las típicas fotos con vestidos sacando bíceps. Porque eso, Bad Bunny, ya lo vivimos hace 25 años con Brad Pitt y tenía de rupturista y revolucionario lo mismo que un disco de Bruno Mars. Pero claro, tampoco es que Harry se ponga un vestido si no era para la MET o un shooting de la Cosmo. Estilismos queer… de tarde.

Cambiando de tema, y dejando a un lado su proceso de autoaceptación, Hits Daily Double se ha venido arriba ofreciendo las primeras previsiones de ventas de ‘Harry’s House’ en Estados Unidos. ¿Basadas en qué? Pues realmente en las expectativas después del buen funcionamiento de ‘As It Was’, su segundo #1 del Hot100. Cuenta la web que esperan que el disco venda 350.000 unidades la primera semana, streams incluidos, con lo que el artista perdería 120.000 unidades respecto a ‘Fine Line’.

Unas cifras que lo harían debutar con contundencia en el mercado actual y que viven una bajada lógica tras el ajuste de normas de Billboard, que pretende evitar que los discos puedan venderse incluso con un paquetito de kleenex a 60 céntimos. Veremos qué ocurre cuando el álbum vea la luz el 20 de mayo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html