Ayer hablábamos de la caída de Maroon 5 en los últimos meses: la banda ha pasado a la irrelevancia comercial con el último álbum y su líder, Adam Levine, acaba de caerse a nivel personal con todo el equipo en Estados Unidos.

El drama en cuestión, al que hemos decidido llamar #MovesLikeSumner, consiste en que Levine tuvo una supuesta aventura con la modelo Sumner Stroh durante un año, estando al mismo tiempo con su mujer. El problema no es tanto ese, porque tampoco conocemos exactamente los códigos de la pareja como para vaticinar que esto haya supuesto un drama, sino el mal gusto del cantante con un determinado instante. Ese en el que, tiempo después de no hablar con Stroh, creyó conveniente recuperar la relación para preguntarle a la modelo si le importaba que su tercera hija llevara su nombre. Estando la mujer embarazada, quiso ponerle a la niña el nombre de su amante. Hijo, un poco de filtro.

El caso es que Sumner hizo públicos los mensajes hace unas horas, con la intención de evitar que un amigo suyo, que tenía los pantallazos, se los vendiera a la prensa como al parecer pretendía. Y claro, se montó la de Dios es Cristo -el ente, no el afamado director de circo con problemas de drogas-.

Así que a Adam no le ha quedado otra que salir a comentarlo en redes, antes de que la bola se haga más y más grande:

«Se están diciendo mucho sobre mí ahora mismo y quiero aclarar las cosas. Hice mal en hablar con tono de flirteo con cualquier persona que no fuera mi mujer. No he tenido un affair; aun así, crucé la linea en un momento de mi vida del que me arrepiento. En algunos momentos se volvió inapropiado; he hablado de ello y dado pasos para ponerle solución junto a mi familia.

Mi mujer y mi familia es todo lo que me importa en este mundo. Ser tan inocente y estúpido de jugarme todo lo que realmente tiene importancia es el mayor error que pude hacer. No lo volveré a hacer. Asumo mi responsabilidad. Nos sobrepondremos a esto. Y lo haremos juntos.»

Como disculpa… meh. Porque pareciera que esto hubiera ocurrido hace veinte años y él ya estuviera en otro momento, cuando la realidad es que su mujer está embarazada ahora. Es decir, que lo del contacto con Sumner Stroh ha ocurrido hace muy poco como para hablar de ello en un pasado lejano.

Evidentemente, cada uno puede llevar su vida como considere y no somos aquí Jesús Puente para hablar del amor ajeno o llevarlos a terapia. Pero dejadnos disfrutar también de la fantasía y la performance que supone toda esta situación. Esto pasa en Turquía y ya os decimos que Antena3 tiene tres prime times copados con Adam Levine.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html