La Tetería

Vanity Fair desmonta el blanqueamiento sobre la separación de Ella Baila Sola

Vanity Fair desmonta el blanqueamiento sobre la separación de Ella Baila Sola

Les ha vuelto a bailar el gusano en la tripa y debe haber sido el propio gusano el que les ha dicho a Marta Botía y Marilia Andrés, ganadora del Premio Amaro 2014 por ‘Marilyn Y Superman’, que recuperen Ella Baila Sola sin hablar de absolutamente nada de lo que pasó entre ellas cuando se separaron. Ni después de hacerlo, aunque hayan pasado 20 años sin hablarse. Ni una palabra sobre lo ocurrido. Simplemente «se han echado de menos» y han vuelto. Así, de repente. Aunque intentaran negociar con ellas hace pocos años y en aquel momento se echaran bastante poco de menos.

Se ve que la pandemia les ha ablandado el corazón y de pronto, las dos tienen el mismo discurso sobre su carrera y su comeback. Todo artificial, todo programado, todo bien blanquito para que de lo que se hable sea de los shows puntuales que darán antes de volver a separarse. Porque cuando algo es tan falso como el comeback de Ella Baila Sola, la historia no está hecha para durar. Y por ahora, lo que se está viendo en las chicas es mucha sonrisa preparada, algo de química impostada y sobre todo, silencio. Silencio sepulcral ante lo que es vox populi desde hace dos décadas: que el grupo se separó porque sus egos las llevaron a tirarse de los pelos.

Y justo esta semana, Vanity Fair ha publicado un artículo de Juan Sanguino con las palabras del que era el manager de la banda, Gonzalo Benavides. Lo que viene a confirmar él es lo que todos imaginábamos: que las chicas pedían una enfermiza igualdad en la división de canciones, planos, fotografías… que se evidenció como nunca en un tercer álbum, ‘Marta & Marilia’ (o ‘Marilia & Marta’) cuyo título fue diseñado para que pudiera leerse de ambas formas. De hecho, en los lomos del CD aparecía de un modo a cada lado. Ni una foto juntas. Benavides afirma que las tiranteces arrancarían ya en 1996, con Marilia enfrentándose a una Marta Botía que consideraba sobreprotegida y favorita del sello, que elegía más canciones suyas como singles que canciones de Marilia.

Normal, si atendemos a la capacidad de composición de Marilia en su debut, ‘Subir Una Montaña’. Tremendo.

En cualquier caso, esta entrevista al manager, que atina con las explicaciones a pesar de algún momento machista y ciertamente igual de rancio que la estrategia de comunicación actual de las chicas, pone en evidencia que el grupo ha optado por el camino más absurdo: el de ignorar el momento del final de una banda que grabó un tercer álbum a disgusto. Cuando la explicación podría haber sido tan sencilla como la de «éramos dos chicas jóvenes que no supieron hacer equipo por toda la presión que se nos vino encima, pero ahora es el momento de hacerlo».

Y lo es, porque Ella Baila Sola tenían magia juntas, eran un buen tandem a nivel de talento juntas… pero han vuelto aferrándose a una farsa. Y con el primer paso mal dado, el resto pinta a que las va llevar a continuar tropezando hasta la caída.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html