Música Crítica

TOP3 / Los mejores temas de ‘Chalk Dreams’, el debut de Carlos Marco tras Auryn

TOP3 / Los mejores temas de ‘Chalk Dreams’, el debut de Carlos Marco tras Auryn

Carlos Marco ha sido el primero de los componente de Auryn en coger el toro por los cuernos y lanzar material en solitario. El Zayn de la banda, sólo que salvando las distancias raciales y el hecho de que Marco no parece estar sufriendo de estrés mientras se dedica a promocionar ‘Chalk Dreams’. Su primer disco nos presenta a un personaje que merece un aplauso: un componente de boyband que, debatibles elecciones personales a un lado, se ha marcado un álbum pop sin concesiones y sin cortarse un pelo. ‘Chalk Dreams’ podría haber visto la luz en 2003, 2007, 2010 o ahora, en el buen sentido.

Se trata de una colección de canciones poperas puestas en bandeja al público que las reclama, y que bien podían haber ido en un álbum de Auryn si hubieran estirado la senda de ‘Anti-Héroes’ durante un periodo de tiempo más largo. La madurez es irrelevante en el proyecto de Carlos Marco, y viendo por donde parecen ir a tirar sus compañeros, quizás ese punto infantil que incluso demuestra la portada del disco sea algo para celebrar a lo grande.

Estas son las tres canciones que rescatamos como destacadas del primer trabajo de Marco:

 

Saturday Night

Tiene un puntito disco, y está repleta de ganchos antes del estribillo, durante el mismo, e incluso después, cuando deriva a un segundo estribillo más repetitivo que es lo que evidencia que se ha lanzado este año y no hace una década (insistimos, en el buen sentido de lo que esto implica). Carlos se lanza al baile, al rollo positivo de una canción uptempo que habla de dejarlo todo atrás y volver a disfrutar de todo un sábado noche. Como os decíamos, el mensaje no tiene complicaciones, ‘Saturday Night’ es lo que es, y lo que hace falta que sea.

 

When The Mind Wanders

Es posiblemente el arrebato más eurovisivo del disco, aunque esté disfrazado con ese punto de pop urbano del que han dotado a su estribillo y esa producción tan Justin Bieber que lo envuelve. De hecho, ¿no sería este puntito Troye Sivan gone radiofórmula una buena opción para el Festival por España? No es que estemos animando a Carlos a intentarlo, sino que una cosa así, con una base un poco más reguetonera -pero de las disimuladas- sería una gran elección. ‘When The Mind Wanders’ es, posiblemente, nuestro corte favorito de ‘Chalk Dreams’.

 

Sugar

Un hit pop de toda la vida. De hecho, si algo nos sorprendió del debut de Carlos, fue que se lanzara a la piscina con ‘Sugar’, una canción que explica cómo hay que aterrizar a las decenas de cantantes masculinos que tenemos por el underground clubero español tratando de abrirse camino. Esa producción medio asalvajada de pop pseudo-electrónico, ese estribillo de cuando los estribillos tenían letra, y esa manera tan directa de hablar del enganche a alguien en una canción determinadamente pop. Estamos hablando mucho de esto durante esta crítica, pero de verdad, hay que valorar que Marco no haya disfrazado su debut con toques retro, funk, rock, latinos o demás. Y hoy día, para lanzar ‘Sugar’ como primer single, hay que tenerlos bien puestos.

 

Estas tres canciones, contundentes, reivindicativas de lo que el pop solía ser y debería, al menos en cierta medida, recuperar, son un ejemplo de lo que puede encontrarse en ‘Chalk Dreams’. También es verdad que, como es lógico, puede que nosotros estemos llegando unos 15 años tarde a poder disfrutar del disco como lo hará el público estrella de Auryn, pero sus cosas buenas no se nos escapan.

Eso sí, ‘Chalk Dreams’ nos parece un conjunto de buenas ideas que también contiene bastantes tropiezos: los edulcoradísimos temas en español o el ‘Even Angels’ con Blas Cantó nos provocan algo de diabetes, ‘Shake The Boom’ junto a Sweet California es un WTF en toda regla que lleva impresa la marca Must en sus menos de tres minutos de duración, y en ocasiones, Carlos Marco se deja llevar demasiado por el espíritu Bieber (‘Still Got It’), cuando el espíritu Marco es posiblemente más divertido que todo eso.

En cualquier caso, se ha marcado un buen álbum pop, un debut decente, y posiblemente, tendría un punto y medio más de habernos pillado en una época en la que aún peleásemos con el acné.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html