El intermedio de la Super Bowl de este año ha funcionado bien en crítica y público con su homenaje al hip-hop de los noventa y dosmiles: más de 103 millones de espectadores lo estuvieron viendo, mejorando en casi un 20% las audiencias del anterior año a cargo de The Weeknd. Y se espera que el impacto del evento llegue esta semana a la lista de álbumes, pero de primeras afectando a los recopilatorios de Eminem y Dr. Dre.

El primero se colgaría del #8 de la lista de Billboard con ‘Curtain Call’, con unas 31k estimadas, y el segundo del #9 con ‘2001’, vendiendo 30,5k. Ambos venderán menos de 5k en formato digital o físico, por lo que las escuchas motivadas por el evento han sido clave en su resurgir de listas esta semana. A la que no le ha afectado de forma tan positiva es a Mary J Blige, la única de los presentes que estaba a punto de publicar material.

Y es que esta semana ha visto la luz su último álbum, ‘Good Morning Gorgeous’, que se esperaba pudiera verse beneficiado de su aparición en la Super Bowl, aunque no hubiera interpretado nada del trabajo. Y no ha sido así: la artista se enfrentará a sus peores números históricos para un álbum de estudio y a la posibilidad de verse fuera del top10 por primera vez en su longeva carrera.

Según parece, el trabajo de Blige podría alcanzar las 22k unidades totales, consiguieron 13k de su total de las ventas físicas y digitales del disco, un resultado que la llevaría al #14 de Billboard esta semana. Hasta la fecha, el peor resultado de la cantante en Estados Unidos había sido el de ‘The London Sessions’ -que se promocionó con un sonido británico del que su título daba pistas- y la dejó en el #9.

Las 22.000 unidades que se esperan de ‘Good Morning Gorgeous’ suponen un varapalo para Mary J Blige, que acostumbra a cifras bastante por encima, si echamos un vistazo a sus últimos tres lanzamientos de estudio: en 2017, ‘Strenght Of A Woman’ colaba 78k en Billboard, estrenándose en el #3; en 2014, ‘The London Sessions’ la llevaba al #9 con 55k y en 2011, cuando las cifras aún eran bastante más altas, vendía 156k en la primera semana de ‘My Life II -The Journey Continues’.

Bien es cierto que Mary J Blige ya es todo un referente en Estados Unidos, con sus 18 Platinos y 3 Oros en álbumes desde que debutara en 1992, pero también es verdad que sorprende que la Super Bowl no haya conseguido un mayor arrastre para un trabajo como este, que rompía además con 5 años de silencio discográfico en formato largo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html