Vamos con una ración de buenas noticias:

  • Soraya ha vuelto.
  • Soraya ha vuelto con una especie de pamela con látex en la cabeza.
  • Soraya ha vuelto con pop.
  • Soraya no ha vivido ninguna tormenta que acabe con sus nísperos en la última quincena.

De momento todo bien. Soraya no ha vuelto con un ‘Dreamer‘ ni con un ‘Plastic‘, pero entendemos que estamos en otro punto. En otra edad. Y en otro público. Realmente no hace falta que recupere los sonidos de antaño, podemos disfrutarlos ya con un elemento de nostalgia sin pedirle que caiga una y otra vez en la misma fórmula. Especialmente porque si algo nos mostró ‘Con Fuego’, ‘El Pretendiente‘, ‘Qué Bonito’ y whichever versión del dance de los 90 que haya publicado en el último semestre, es que a Soraya le gusta ir tocando palos.

Y en ese xilófono que tiene montado, nos alegramos de que el palo de este mes sea el más afinado de los que recientemente ha tocado con su varita. ‘Segunda Parte’ es el equilibrio perfecto entre la mujer que quiere tener un repertorio más melódico y menos facilón y la mujer que quiere contentar a su público popero. La Soraya que hace pop a los cuarenta. Y esto está muy bien traído.

Es una canción bastante bien resueltita, con su estructura clásica de pop, no pretende ser Aitana pero tampoco la coloca en una posición de sólo poder gustarle al público de Sonsoles Ónega y tiene un estribillo cuco.

Soraya se ha puesto la pamela del vídeo y ha evitado que a este lanzamiento le cague una paloma. Además ha atinado también en los visuales: en ocasiones creemos que cuanto más atrezzo mejor vídeo queda. Y no. ‘Segunda Parte’ tiene los elementos justos y necesarios, focos donde poner la atención y luego juega con mucho acierto con las luces y sombras, los planos de baile y los aesthetics. Todo un acierto.

¿Qué haría esta temporada más redonda para la cantante? Que siguiera disparando en esta misma dirección durante una temporada, para poder completa una era que no nos diera una bachata, un techno, una balada ochentera y un pop-rock en cuestión de meses. El poder saborear más a una Soraya que, cuando se pone, tiene muy buenas dianas que golpear.


★★★½

Será tu rollo si: eres más de brunch que de noche salvaje, agarras el mango de la ducha como si fuera un micrófono, estás harto de reivindicar los 80 y necesitas que se impongan los 90.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html