Música

Rebecca Ferguson pone una condición para actuar en la ceremonia de apertura de Donald Trump

Rebecca Ferguson pone una condición para actuar en la ceremonia de apertura de Donald Trump

Rebecca Ferguson ha sido invitada por Donald Trump para actuar en su ceremonia de inauguración como presidente de los Estados Unidos. Sí, Rebecca Ferguson. Que oye, muy class act, muy voz única y todo lo que queráis, pero en Estados Unidos la conocen menos que en el Reino Unido a Estopa. Es como si Angela Merkel organiza una ceremonia de apertura y llama a Ruth Lorenzo para cantar -y de paso, imaginamos, formar parte de algún programa espacial alemán-.

El caso es que Rebecca Ferguson ha aceptado la oferta del presidente. Pero antes de que os llevéis las manos a la cabeza y montéis un numerito de folclórica que para sí quisiera María Jiménez en un ‘Donde Estás Corazón’, os diremos que lo ha hecho bajo una condición que dudamos mucho que el equipo de Trump apruebe.

«He sido invitada y esta es mi respuesta. Si me dejáis cantar ‘Strange Fruit’, una canción con una tremenda importancia histórica, que fue prohibida en Estados Unidos por controvertida, una canción que habla sobre todo el pueblo negro que fue oprimido e ignorado en los Estados Unidos, una canción que habla sobre cómo el amor es lo único que se sobrepondrá al odio en este mundo… entonces aceptaré encantada la invitación y os veré en Washington.»

¿La veremos en Washington? Algo nos dice que no y que Trump, vista la cantidad de A-Listers que se le están escapando, terminará organizando su ceremonia con algún cantante country famoso en 1983 y Azealia Banks. O Juana La Loca, mujer de Kim Kardashian, según agenda y grado de taradez.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html