El último álbum de Pink, ‘Hurts 2B Human’, no funcionó especialmente bien a nivel comercial. Llegó a tener buenos peaks, está certificado en varios mercados, pero la cantante se quedó muy lejos del impacto de sus predecesores, viniendo de 4 álbumes de ventas contundentes consecutivos. No pasaba nada, ya tuvo un traspiés en la era ‘Try This’ y supo salir de él.

Pero ahora ha probado a salir de él de una forma un tanto curiosa. Desde aquel álbum de 2019, sus lanzamientos se han limitado a los promocionales de su álbum en directo, por lo que este es, digamos, su single de comeback. Y lo que ha hecho es venirse con la propuesta más GAF ever. Generic As Fuck.

Esto que presenta Pink es la versión americana de lo que en España sería un tema de Morat. El enésimo mismo tema de Malú. Una balada de Antonio Orozco. La fórmula genérica de buscar al público de una manera rápida, con un sonido que reconozcan, corriendo absolutamente cero riesgos y planteado una situación tan familiar como aburrida.

La canción de Pink podría cantarla Lizzo. La Katy Perry más sinsorga. El Justin Timberlake más necesitado de atención. La podría haber pillado cualquier artista joven del momento para incluir en la segunda mitad el rap de cualquier miembro de BTS.

‘Never Gonna Not Dance Again’ es super buen rollista, es divertida incluso, tiene un estribillo gracioso -quizá unos versos más embajonados, pero se perdona-, pero lo que no es, es un tema de Pink. Es una llamada de atención de Pink, pero no un tema de Pink. Probablemente por eso llega el vídeo cargadísimo de sus clichés como llega: porque para que se reconozca como un lanzamiento suyo, hay que exagerar la rebeldía hasta el límite de la parodia.

Con Pink, un poco como lo que pasa con ‘Sálvame‘ en la tele española, ocurre que la gente ya se conoce los trucos. Y que exagerarlos no nos lleva a ningún lado, porque estamos ya cansados de ver el mismo giro argumental ocurrir una y otra vez. Igual que con ‘Sálvame‘, lo que puede llegar a atrapar al público es un buen tema. No uno buscado para que la audiencia sepa ya de antemano a lo que se enfrenta.

‘Never Gonna Not Dance Again’ es al pop lo que un polígrafo de Belen Ro al público Mediasetero. Sí, ya te vimos.


★★★

Será tu rollo si: sigues comprando el recopilatorio de Los40 porque es más cómodo tener todos los temas ahí juntos, crees que Avril Lavigne tendrá un comeback real, eres lesbiana.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html