Música

Pavvla se pregunta que el anillo pa cuándo en el vídeo de ‘Sometimes’

Pavvla se pregunta que el anillo pa cuándo en el vídeo de ‘Sometimes’

Situemos a Pavvla en el panorama pop patrio: la muchacha debutaba en 2016 con un primer álbum de pop alternativo, ‘Creatures’, que la presentaba como una de las caras de la nueva generación de cantautoras hipster, y perfeccionaba la técnica con ‘Secretly Hoping You Catch Me Looking’, que en 2018 nos presentaba otra decena de cortes de pop con destellos electrónicos cuquis. La típica artista que podrías meter en el cartel de este o aquel festival, pero que también podrías disfrutar con un pijama y un helado, sin necesidad de forzar tus ansias de que H&M lance una línea basada en Coachella.

En 2019, Pavvla ha saboreado el amor del público mainstream, porque ha colaborado en el debut de Alfred García, y de hecho, en el último single de este, ‘Wonder’, ganador de dos Yudeo a Mejor Colaboración y Mejor Vídeo. Porque sí, tenía un vídeo de traca. Y Pavvla no ha detenido ahí la maquinaria: presenta ahora ‘Sometimes’, el primer corte post-segundo álbum, con un vídeo que puede no tener el presupuesto de ‘Wonder’, pero sí una divertida idea con la que desarrollarse.

Y es que no sólo de superproducciones vive el pop: Pavvla busca ansiosa una pareja en un clip cargadito de sarcasmo en el que le da igual ocho que ochenta. La era Tinder meets el Opus Dei. Qué mezcla tan curiosa. Pavvla quiere pasar por la vicaría, ya no hay remedio para el alma mía, sólo desea tu cuerpo caliente y tu mirada como un fuego ardiente. Y si esta mención a Sol De Sol no ha sido suficiente para que te animes a ver el vídeo, seguimos contándote.

En el clip hay un sofá, una casa con tonos tan amarillos que parece salida de Los Simpson, una peluca rosa porque ya hemos comentado que el budget no daba para mucho más, y un pedido de pizza que le termina saliendo bastante caro a su repartidor. Ojito con acudir al piso de Pavvla: tiene más peligro que Isabel, la vecina de Valencia a la que rociaban con orines y productos químicos. Al menos aquella no te pedía matrimonio, sólo te grababa escribiendo la palabra «putón».

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html