Es que se veía venir. El universo latino de Christina Aguilera había empezado con poco éxito pero muy bien pie, pero todo conocemos su curriculum hasta la fecha y semejante torre de muy frágiles naipes no podía aguantar mucho más tiempo erguida. Y en los tres últimos días ha terminado de caer. Resumen de lo acontecido:

  • Hace tres días se filtraba completo ‘La Tormenta’, el segundo EP latino de Christina Aguilera, que aún no tenía fecha de publicación.
  • Hace dos días, la cantante lo veía publicado en todas las plataformas y tardaba horas en reaccionar en redes avisando de su lanzamiento. El equipo reaccionaba a la filtración lanzándolo sin previo aviso.
  • Un día después, Christina Aguilera publica ‘Aguilera’, el aparente álbum completo, que incluye una versión a dúo de la segunda de sus rancheras.

Así, de forma completamente random y sin esperar al, teóricamente, el tercer EP que tenía previsto lanzar antes de que viera la luz. Pero lo peor no es su atropellada salida sin sentido: lo peor es que con las prisas, el álbum llegaba a plataformas con una portada cutrísima que estarían utilizando mientras buscaban la definitiva.

La cantante ha compartido en sus redes la carátula final de ‘Aguilera’, pero horas después en Spotify aún sigue apareciendo con la del texto escrito de forma absolutamente sinsorga. El mes de mayo ha pasado a llamarse el MESS de mayo en honor a Christina, que lo ha finiquitado sin dar pie con bola y arruinado cualquier posibilidad comercial del proyecto, diluido ya entre filtraciones y una absoluta ausencia de hype.

Menos mal que sus conciertos para la era ‘Aguilera’ llevan cerrados ya meses y su atractivo reside realmente en los hits, porque necesitará muchísima suerte para que alguien se mueva con esto. Si ayer pensábamos que el mundo permanecía inmóvil ante su etapa latina, hoy confirmamos que el mundo es Ramón Sampedro. Si ayer pensábamos que el equipo de Christina lo formaban un mono paraguayo, dos aguacates con pegatinas de ojos y un gato de plástico que menea el brazo, hoy confirmamos que el mono ha pedido una excedencia y todo esto lo han gestionado los aguacates. Y a uno de ellos le han puesto una pegatina con ojo vago.

Ese es el nivel.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html