Bienvenidos a ‘Qué Tiempo Tan Feliz!’, la sección con la que echamos la vista atrás a canciones que, por un motivo u otro, han marcado la historia del pop y creemos que son merecedoras de volver al recuerdo general. Coged vuestros minidisc, cassettes, vinilos o CDs, porque viajamos atrás en el tiempo para revisionar alguna joya.

Hoy echamos la vista atrás hasta 2001, cuando la fiebre disco inundó también el debut de una Sophie Ellis-Bextor que ni imaginaba que en 2024 la canción volvería a lo más alto.

La canción


En los últimos años, el disco pop ha vuelto a las andadas coronando a Dua Lipa como gran dama del mismo, pero en los primeros dosmiles el fervor por el género ya había dado hits a Steps (‘Stomp‘), S Club (‘Don’t Stop Movin’) o la mujer que hoy nos ocupa, Sophie Ellis-Bextor, que venía de triunfar en los clubes con el ‘Groovejet‘ de Spiller y acababa de lanzarse en solitario versionando a Cher en ‘Take Me Home’.

Si algo quedaba claro con ella es que su pop tenía un punto de sofisticación como ella misma. Era bailable, era absolutamente comercial, pero desprendía ese aura de elegancia como de club de media tarde donde estás tomando un Martini. Para el plan de noche, Sophie nunca aparecía con un single sis sus remixes de turno, dejando una colección de joyitas EDM para los amantes del clubbing a lo largo de su carrera.

‘Murder On The Dancefloor’ fue el segundo single de su álbum debut, en sustitución de una ‘Lover’ que se anunciaba como tal en la pegatina del CD y que nunca llegó a ver la luz como track promocional, se quedó como un estupendo album track del disco. La decisión de cambiarlo a última hora y apostar por esto fue un acierto: ‘Murder‘ tiene esa esencia de clásico atemporal -ni falta hace que lo juremos ahora mismo-, tiene humor, tiene muchísima luz y la producción de un Midas de la época, Gregg Alexander, que ya había firmado hits para New Radicals, Ronan Keating, Texas, Enrique Iglesias… ¡incluso para Mónica Naranjo! Efectivamente, suya es ‘Ain’t It Better Like This’ de ‘Chicas Malas’.

Como buen tema pop redondito, ‘Murder‘ cuenta con varios hooks a lo largo del tema, estrofas que son prácticamente varios estribillos y una inmediatez que anima a cualquiera a asesinar la pista de baile y dejar aquello como el tablero del ‘Cluedo‘.

El vídeo


El clip oficial del tema es otro absoluto triunfo: dirigido por Sophie Muller (Kylie, Gargabe, Gwen Stefani, Selena Gomez…) como gran parte de la videografía de Ellis-Bextor, parodia la escena del baile de ‘Grease‘ y le da una carga extra de humor. Bien jugado, porque el propio mensaje de la canción pide algo así.

Y considerando que en el vídeo, Sophie juega a hacer trampas a todo oponente que se le ponga delante en un concurso de baile, es increíble como todo esta medido para que siga resultado sofisticado. El brillo de la sombra de ojos, el juego de luces, los planos del zapato dando un golpe sobre la madera, la coleta perfecta… Sophie Muller lo reviste todo de glamour mientras Ellis-Bextor va contando el chiste.

Evidentemente, se corona ganadora tras adormecer a una jurado, flirtear con otro, poner varias zancadillas, envenenar a algún contrincante… normal quen al final del clip, apenas nadie haga caso a la ganadora y le den la espalda en cinco segundos. Pero Sophie lo celebra igual, agarrando con fuerza el fajo de billetes y el premio.

Listas & Premios


Y aquí es donde viene lo cómico: a pesar de que ‘Murder On The Dancefloor’ fue un hit -ahora lo veremos- en su año original de lanzamiento, la canción está a punto de tocar previsibles nuevos techos gracias a su aparición al final de una de las películas de la temporada, ‘Saltburn‘. El tema suena en una muy comentada escena y parece haberse ganado el cariño de toda una nueva generación: la canción está en el #83 en el Spotify americano (nunca pisó Billboard, podría ocurrir este 2024) y ronda esta semana el top20 de singles británicos.

A escala global ya ha entrado en el top100 con más de millón y medio de reproducciones el último día, y considerando que sube unos 40 puestos por jornada, podríamos esperar que se marcara un ‘Running Up That Hill’ de manual.

Volviendo a su 2001/2002 original, ‘Murder On The Dancefloor’ alcanzó el #2 de la lista británica de singles, mercado donde supera las 660k unidades hasta hoy y está certificada Platino. Fue también #2 en Irlanda o Suecia y top5 en prácticamente la mitad de Europa. En Australia fue también Platino tras alcanzar el #3 en las listas.

Nuestro país escapó de su encanto en su momento, ¿conseguirá ‘Saltburn’ que ‘Murder On The Dancefloor’ debute también en el top100 español? Por ahora no hay señales de que vaya a ocurrir, especialmente considerando la animadversión de nuestro mercado a la música en inglés.

La pobre Sophie nunca obtuvo gran reconocimiento en forma de premios, pero bien es cierto que en aquel 2002 los Brit Awards la nominaron tanto a mejor single británico como a mejor artista femenina y los EMA la colaron en la categoría dance por algún motivo. No ganó ninguno de aquellos premios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html