Sandeces

Mel B se divorcia: los motivos por los que nunca nos gustó Ernesto Neyra, su marido

Mel B se divorcia: los motivos por los que nunca nos gustó Ernesto Neyra, su marido

 

Melanie B ha anunciado que su matrimonio se termina nada más cumplir el décimo aniversario del mismo. Se acabó. Chimpún. Mel B ha decidido pedir el divorcio de Stephen Belafonte por «diferencias irreconciliables». Es una razón como cualquier otra, pero a nosotros nunca nos gustó su último marido, y mira que es el que más le ha durado, nada menos que 10 años. Pero siempre hemos sido más fans de las aventuras de poco rato de Mel B, de sus rollos lésbicos e incluso de cuando no ha estado con nadie pero de pronto se queda embarazada de un actor rándom. Somos fans de esa Melanie.

Y ella habrá alegado no poder reconciliar las diferencias con Ernesto Neyra, pero a nosotros se nos ocurren muchas más razones por las que este divorcio era el final más lógico para esta pareja. Veámoslas:

 

01 / Porque perdió la oportunidad de darle un nuevo nombre artístico

¿Qué es eso de que Melanie se case y no aproveche para lanzar algo como Melanie F? Alguien a quien a lo largo de los años hemos conocido como Melanie B, Mel B, Melanie Brown y Melanie G, va y se queda con su nombre de siempre después de casarse. ¿Dónde está el disco que esperábamos como Melafonte? ¿O Bel B? ¡Tenía mil posibilidades! Alguien que no ha sido capaz de convencerla de hacer semejante hito icónico no merece seguir casado con una Spice Girl. O como mucho, merece estar casado con Geri. Pero ya.

 

02 / ¿Porque qué nombre es Madison para una hija Spice?

¿Madison? Lo sentimos por la niña, ¿pero eso que mierda de nombre es cuando tu hermana se llama Phoenix Chi? Por favor, tenemos Beaus, Bluebells Madonnas, Stars, Brooklyns y Cruzes en el entorno Spice, y la pareja nos sale con una niña llamada Madison. Eso es nombre de hija de All Saints. O incluso hija de GRL. No es digno de seguir una saga de nombres tan estúpidos que podían dar forma a unas nuevas Sugababes. Al señor Belafonte debería caérsele la cara de vergüenza.

 

03 / Porque está claro que llevaban un rollo bastante extraño

A ver, sandeces aparte, no olvidamos aquel episodio de ‘The X Factor’ en el que Melanie se ausentó y repareció al día siguiente con un maquillaje demasiado amoratado en uno de sus dos lados. Su hermana y su madre acusaron a Belafonte de agredirla físicamente después de aquello, pero ella siempre negó las acusaciones. ¿Por protegerle? ¿Por miedo? ¿O por que era una violencia consensuada dentro del terreno sexual y se les fue de las manos? Melanie siempre ha hablado de que a la pareja le gusta fantasear, y honestamente, no nos los imaginamos diciendo «venga, tú haces del repartidor de Telepizza y yo soy una ama de casa tipo ‘Electra Heart’, ¿te hace?» Los vemos más ’50 Sombras de Amber Café’.

 

04 / Porque tenía cara de estar permanentemente buscando a Nemo

De verdad, este señor tenía cara de tener costumbres oceánicas. Rollo que su hobby era sentarse en un sofá a comer plancton. O de tener un acuario en el sótano y pasarse la tarde nadando entre tortugas y marisco. Esa cara no es de tener vida social terráquea. A nosotros no nos la da con queso. Está a dos días de que su cuerpo consiga las branquias y pasarse los días haciendo chop-chop en el museo marítimo, junto a un banco de anchoas.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html