Marta Sango tuvo problema de sonido durante su actuación en el Benidorm Fest. Una realidad que ya conocíamos, pero que ha querido explicar con más claridad a través de unas historias en su Instagram:

«Cuando salí del Benidorm Fest estaba muy frustrada y lo único que quería era que, después de un mes de trabajo intenso, poder disfrutar de una vez todo lo que me estaba pasando. (…) Llevo preparando esta actuación alrededor de un mes, focalizada solo en esta canción, en mi voz, en mi baile, y en que todo saliese súper bien. Y bueno, antes de la actuación pasó algo, probé sonido como un minuto antes de empezar a cantar, pero la cosa es que no me escuchaba. Llevaba veinte minutos detrás del escenario esperando a que fuese mi turno, quizás si se hubiese probado antes no hubiese pasado esto, porque yo pasé un minuto de ansiedad pura.

Decidieron, a treinta segundos, abrirme el traje entero… mi traje no se podría abrir, lo tuvieron que descoser, no sé si me cambiaron la petaca, no sé lo que pasó… yo ya escuchaba de fondo «tienes que salir ya, tienes que salir ya» y fue horrible.

Conseguí escucharme a unos cinco segundos de empezar a cantar. La cosa es: empiezo a cantar y me escucho tan fuerte que no sé como no puse una mueca de sorpresa. No me escuchaba a mí misma. Era literalmente imposible saber cómo yo estaba cantando. Así fue como hice la actuación. Así fue como hice la canción que llevaba preparando un mes, la canción que me salía, la canción que no desafinaba. Después de un mes, estaba muy contenta con mi trabajo y de repente, en esos tres minutos que tenía para demostrar mi trabajo, pues no.

(…) Para mí y para mi trabajo ha sido súper injusto. Obviamente, todo el equipo que nos acompañaba ha sido súper profesional. Ha sido un fallo. Un fallo que no estaba en mis manos. Con el resto de cosas estoy súper contenta. Y sé que a pesar de todo os ha gustado mucho la actuación y estoy súper contenta.»

Lo más curioso del asunto es la percepción que Marta Sango tiene de su actuación en el Festival. Visiblemente frustrada, la cantante cree que no hizo una buena actuación vocal. Para nosotros, en realidad, ese fue el menor de sus problemas: de hecho, si no llega a decir nada, hubiéramos achacado los «fallos» al nerviosismo del momento, porque ‘Sigues En Mi Mente’ distó mucho de sonar mal en el directo, salvo tres momentos puntuales, especialmente en su arranque.

El problema de la propuesta de Marta, bajo nuestro prisma al menos, tenía base en dos cosas: lo disfraz que resultaba todo, impostando en absoluto exceso la narrativa ochentera que ya sostenía la canción por sí misma y una puesta en escena que desvelaba todas sus cartas en los primeros veinte segundos. Probablemente por eso el jurado le dio el pase a la final y Marta se desinfló con el público, que quedó algo más apático con un tema al que sigue faltándole un estribillo para ser tan redondo como debería.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html