Hace unos cuantos años, Marta Sánchez hizo un statement tremendo en una fiesta, mientras le preguntaban por el resultado del último partido de España. Entendiéndolo como pregunta política y no deportiva, la intérprete de clásicos como ‘Qué Harás Tú Cuando Mueras’ respondió: «yo no hablo de política en fiestas fashion».

Pues bien, la última fiesta fashion del mundo del pop ha sido la del paso de Laura Pausini por el plató de ‘El Hormiguero’, al que acudió para promocionar la enésima temporada de ‘La Voz‘, a la que vuelve a sumarse como coach. En un momento determinado, y durante uno de los jocosísimos e hilarantes juegos propuestos por Pablo Motos, el presentador instó a la de ‘Surrender‘ a cantar ‘Bella Ciao’ junto a él y el resto de invitados.

Laura los paraba con contundencia, diciendo:

«No, no, no: es una canción política y yo no quiero cantar canciones políticas.»

Y mucho menos en fiestas fashion. La cantante ha explicado mejor su posición en una respuesta a 20 Minutos, que se hacía eco de la situación en su portal:

«No canto canciones políticas ni de derecha y ni de izquierda. Lo que pienso de la vida lo canto desde hace 30 años. Que el fascismo sea una vergüenza absoluta me parece obvio para todos. No quiero que nadie me use para propaganda política. No se inventen lo que no soy.«

Aquí hay varios factores a tener en cuenta: el primero, que Laura Pausini no tiene por qué posicionarse políticamente si no le da la gana; el segundo, que con el panorama que hay en la política italiana el mínimo desliz la comprometería en eso de ser utilizada como propaganda; y el tercero, y el más importante: la inmensa banalización que en este país hemos hecho de ‘Bella Ciao‘ y que en Italia, obviamente, no han hecho.

Porque ‘Bella Ciao’ es un himno político, efectivamente. No es la canción que los seguidores chonis de ‘La Casa De Papel’ berrean en un club con una base bumping: es una canción transformada en himno antifascista de la época de la segunda guerra mundial. Tiene un peso específico que aquí no le vemos, porque, de nuevo, lo hemos convertido en un himno hortera de bar futbolero.

Dicho lo cual, es obvio que el speech de Laura puede interpretarse un poco como el clásico «ni de izquierdas, ni de derechas», pero a poco más que rasquemos en la situación nos daremos cuenta de que poner a Laura a cantar ‘Bella Ciao‘ en un access resultaría tan extraño como poner a Aitana a interpretar ‘La Internacional‘ en ‘Passeparola‘.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html