De verdad, hija, qué pereza. Vamos a hacer un resumen de los acontecimientos para ver cómo hemos llegado hasta aquí:

  • Chris Brown iba a actuar en los American Music Awards con un homenaje a Michael Jackson.
  • Los AMA deciden prescindir de la actuación, alegando que «los planes del directo cambian y no encajaba en la gala».
  • Chris Brown se enfurruña por redes. Pero termina ganando el AMA a Mejor Artista R&B. No acude a la gala a recogerlo, porque estaba enfadadísimo.
  • Kelly Rowland lo recoge por él y el público abuchea a Chris Brown.

Y entonces Kelly hace callar al público y sale en defensa de Chris Brown, agradeciéndole su trabajo como performer y como creador de temas R&B. Sí, existe el debate de separar lo artístico de lo profesional, pero en el fondo lo que Rowland defiende sobre ese escenario, por muy disfrazado que esté de «lo artístico», es lo personal.

Recordemos a Chris Brown:

  • En 2009, agrede brutalmente a Rihanna en un episodio absolutamente público.
  • En 2012, agrede a Drake a botellazos tras conocerse que el canadiense podía haber tenido una relación con Rihanna.
  • En 2013, agrede a un hombre de 35 años en la puerta de un hotel y es detenido por ello.
  • En 2016, agrede a punta de pistola a una mujer en una fiesta privada. Vuelven a detenerlo por ello.
  • En 2017 se le otorga una orden de alejamiento a su ex-novia, que lo acusa de amenazarla continuadamente.
  • En 2018, se filtran imágenes de Chris Brown agrediendo a otra mujer, agarrándola del cuello.
  • En 2019, se le acusa de la violación de una mujer en Francia, que habla de él como ‘agresivo‘ y ‘amenazador‘.
  • En 2021, se le investiga por una nueva agresión a una mujer en Los Angeles.

Pues bien, Kelly Rowland ha vuelto a hablar de cómo se debería perdonar a Chris Brown a nivel público:

«Antes de apuntar con el dedo a cualquier, deberíamos estar agradecimos por cada momento que tenemos, incluso por los problemas que podamos tener. Es importante recordar que somos humanos. Todos. Todos necesitamos perdón por algo que podamos estar haciendo o lo que estemos pensamos. Todos fallamos en algo. Y todo el mundo merece ese perdón. Punto.»

Bueno, primero: ya está bien de speeches absolutamente vacíos de tono Verónica Romero en los que el «amor» todo lo puede y todos somos humanos. Lo somos, pero fíjate que cosas, no vamos agrediendo a nadie con pistolas. No sé cómo decirte.

Segundo: evidentemente todo el mundo puede aprender y pasar página. Pero amore, doce años ya desde la primera agresión que le conocimos y ni un paso atrás ha dado el muchacho. Es más, ha seguido sumando agresiones a su curriculum. Justificándose de forma absurda con todas ellas. Siendo juzgado y declarado culpable en muchas. Ya está bien del perdón por aquí y perdón por alla.

Chris Brown mereció esos abucheos en los American Music Awards. De hecho, ya los merecía años atrás. Y sobre todo, amiga Kelly Rowland: Chris Brown jamás levantará la voz para defenderte a ti. Nunca hará un gesto el día que cometas un error. Jamás dirá que «el amor esto» y «el perdón lo otro». Te dejará caer. Se reirá de la caída con sus colegas. Y meses después, aparecerá en Dios sabe qué programa haciendo un monólogo de humor recordándotela.

Es 2022, seamos todos un poco más listos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html