Hace unos días, Jennifer Lopez estrenaba en Netflix el documental ‘Halftime‘, que utilizando la preparación del intermedio de la Super Bowl como excusa, no dejaba echar un vistazo en el día a día laboral y personal de Lopez.

En general es un documental interesante, porque no peca de herramienta promocional como muchos de los que se comparten en plataformas en los últimos años: es una mirada más allá para comprender un poco más el trabajo que ha llevado a Jennifer hasta donde esta, con su esfuerzo, dedicación, frustración, ilusión y decepción. Como en la vida misma, pero con la perspectiva de estrella del pop.

Sin embargo, entre las múltiples luces de ‘Halftime‘ también hay algunas sombras que queremos analizar con vosotros. Y es que a veces el oro que reluce es un bañito rápido al que ella no deja de querer sacar brillo.


Luces: la búsqueda de la credibilidad

Una de las cosas más importantes que saca ‘Halftime‘ a relucir es la Jennifer Lopez que reclama que se la tome en serio. Lopez dibuja durante el documental una carrera emborronada por si figura pública, retratada durante años por los paparazzi como si el único aporte que tuviera que hacer a la cultura pop y la industria artística fuera la de verla con sus parejas saliendo de un restaurante.

Jennifer deja claro el legado que lleva a espaldas y el merecido espacio en el que se encuentra ahora. Ha vendido millones de discos, llenados un puñado de tours, presentado, actuado, desfilado, producido, bailado, dirigido… realmente el curriculum de la artista no debería verse empañado por ninguna otra historia.

Y ‘Halftime‘ permite también ver cómo ha cambiado la percepción pública con los años: de los humoristas y presentadores que se reían de su trasero y de sus noviazgos, con el machismo imperante de los inicios de su carrera, hasta la situación de muchísimo más respecto mediático que vive ahora. Y de mayor sentido común en los medios, por norma general y con sus evidentes excepciones. Realmente los primeros dosmiles eran una cosa salvaje y misógina aún.

Sombras: el speech pro-‘Hustlers’

Buena parte del documental también muestra el proceso de creación -y sobre todo promoción- de ‘Hustlers‘. Una película que llevó a Jennifer a recibir estupendas críticas por primera vez en veinte años y por la que la actriz fue nominada al Globo de Oro como Mejor Actriz de Reparto.

Y ahí tenemos el problema: ‘Husters‘ es una buena película… pero más o menos ya estaría. No es una obra maestra, no brilla realmente en ningún aspecto. Y desde luego, no es lo que se entendería por una ‘película de galas de premios’. Y no porque sea un film de mujeres, ni porque retrate un perfil complicado de la sociedad… es porque lo hace de forma correcta pero manteniendo aún ese puntito de sobremesa de Cuatro. Es el claro ejemplo de cuando la crítica decide entrar en un ciclo de delirio colectivo en el que aúpa al nombre de turno porque, aparentemente, es su momento. Pudo ser un buen papel para Lopez, pero de ahí a posicionarla como favorita para grandes entregas…

No es bonito ver las decepciones de Lopez con los Globos de Oro y los Oscar. La humanizan sí, pero también muestran el punto de delusion en el que vive el equipo que la acompaña.

Luces: el mensaje de la Super Bowl

Otra de las cosas mejor brilla es que el documental permite ver a Jennifer Lopez inmersa en el aspecto creativo de la Super Bowl. Quiere contar una historia, quiere utilizarla para ofrecer un mensaje, no quiere que sea simplemente un show en el que salgan a, y la cito literalmente, «menear los putos culos y bailar malditas danzas del vientre».

Jennifer está concienciada con las espantosas políticas de migración de Donald Trump y quiere exponerlas en el escenario. Y quiere también ofrecer un mensaje feminista. Se ha montado muy gorda por los aparentes feos que Jennifer le hace a Shakira durante el documental, pero realmente no es así. Lopez se queja de que se ponga a dos latinas a hacer el trabajo que podía hacer una, cualquiera de las dos. Se queja de que les recorten tiempo por compartir escenario. Se queja de las trabas que les ponen durante la creación del show, hasta el último minuto, cuando intentan prohibirles el uso de ‘celdas‘ en escena y Lopez se planta hasta que consigue utilizarlas.

A nivel mensaje, desde luego, se la ve aportando mucho más que su compañera. Y a nivel show, se la terminó comiendo con patatas.

Sombras: el mensaje algo simplón del resto

El resto del documental muestra a una Jennifer víctima también de lo que la ha rodeado durante estos años. Es simpática, es relativamente cercana, desde luego es absolutamente profesional… pero no se ve mucho más fondo donde se pueda rascar. Más allá del puntual mensaje social de la Super Bowl, Jennifer sigue encajando mensajes de la belleza y el amor, comentando también que no quiere entrar demasiado en política o temas complicados.

Una lástima porque realmente podría ser una voz mucho más influyente, con el poder que maneja a estas alturas, pero se la ve informada en lo justo y necesario. Sí, aparece apoyando a Biden, cantando en la ceremonia de inauguración y moviéndose en favor de la población latina, involucrada también con asociaciones que ayuden a las mujeres con pequeños comercios y negocios.

Pero falta un poco de chicha en el discurso de Jennifer, que no deja de ser el de una celebrity acostumbrada a la vida de celebrity, bastante desconectada del mundo real que la rodea. Para estar una hora frente a las cámaras, su speech queda algo cojo cuando intenta hacerlo andar.

Sea como fuere, ‘Halftime‘ es una oportunidad estupenda para conocer un poco más del universo Lopez, una de las poquísimas figuras que mantienen un status en la industria a muchos niveles. Y como decimos, hacerlo sin la preocupación de que nos esté vendiendo su último disco y lo personal que es. La batalla de una artista en busca de que dejen de decir de ella que tiene el culo asegurado e inventó Google Imágenes. Hay mucho más curro detrás del Versace de los Grammy.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html