Medio siglo de vida cumplió Geri Halliwell probablemente en 2005, durante la promo de ‘Passion‘, pero vamos todo a fingir que, según ella anuncia, hoy es el día en el que los celebra. Sinceramente, una Spice Girl es siempre eterna, por lo que cada una de ellas es libre de elegir cuando demonios cumple años y cuántos cumple. Además, considerando que hace ya años que Geri lleva la vida de una mujer de 76 años, podríamos decir que ¡está estupenda!

Para celebrar tan señalada fecha, hemos decidido ordenar los singles de Geri Halliwell -que tampoco son tantos, las cosas como son-, de peor a mejor. Una colección de canciones con unos cuántos bops que bien merecen ser recordados. Vamos allá con la discografía de la Picante Jengibre, La Picante Pelandrusca, La Pelirroja, La De Vida Alegre, La Oscense, La Picante Embrujada:

11

Angels in Chains

En 2017, a Geri le dio por ponerse filosófica. Se cambió el nombre a Geri Horner –nobody cared-, pero para no despistar, mantuvo en la portada del single ‘GH‘, que bien podría ser Horner, Halliwell o ‘Gran Hermano’ si nos apuráis. Pero lejos de ser un tema de Greta y Los Garbo que pusiera música al programa, se trataba de un homenaje a George Michael con guiños a ‘Faith‘ y ‘Freedom‘. Si algo quedó claro es que Geri quería mucho a George. Tan claro como que Geri no canta una balada en condiciones ni en estudio. Ni con cuarenta tomas consiguió no sonar pitchy en el 50% del single. ‘Angels‘ era una canción que sonaba tan benéfica como era. Muy de ganador de talent. Igual Alexandra Burke hubiera hecho maravillas con ese coro góspel. Ella ya os decimos que no.

10

‘Half Of Me’

Los últimos años de Geri no dieron para mucho, las cosas como son: en 2013 regresaba después de 8 años con una maleta llena de sueños e ilusiones y el papel de jurado en el ‘Got Talent’ australiano. Aprovechando el momentum lanzó ‘Half Of Me’, un tema pop que pretendía ser divertido, romántico y juguetón, pero que era más cursi que unas hojas de olor con rosas y ositos de peluche.

Mucha trompeta, mucho ritmo marcial y la constatación de que si Geri no podía cantar baladas en condiciones en estudio, tampoco un medio tiempo. Aunque bien es cierto que al menos no sonó tan mal como en los directos que se empecinó en hacer por entonces. Que fue la época en la que cantaba ‘Wannabe‘ como balada. The taste level…

09

‘Lift Me Up’

Durante su primera era como artista en solitario, Geri Halliwell puso mucho esfuerzo en liberarse de su imagen de Spice Girl: mucho zapato plano, mucha camiseta básica de Springfield, el pelo rubio y liso sin grandes rasgos llamativos. Y un medio tiempo casi tan cursi como ‘Half Of Me’, ‘Lift Me Up’. La canción era un poquito mejor, porque se notaba que Geri por entonces tenía la voz -algo- más entrenada y productores con muchas más libras a invertir. Pero ‘Lift Me Up’ era un bajón dentro del conjunto de singles del primer álbum. Una ñoñería que se excedía en su papel des-picante, que para colmo de males se acompañó de un vídeo en el que unos marcianos ejercían de Joseba, el de ‘Carglass‘.

08

‘Calling’

El segundo álbum de Geri no fue un enorme fiasco, se llegó a certificar Oro en el Reino Unido, pero desde luego no funcionó ni la mitad de bien que el primero. ¿Y que se les ocurrió para levantar las ventas del disco? Efectivamente, lanzar una balada, ‘Calling‘, como tercer single. Porque a quién no le iba a gustar una balada de Geri Halliwell. Además, la grabó en francés porque en su mente esto sonaba tan francés como un mordisco a una baguette. Es una canción soporífera, pero en su favor diremos que es también la mejor balada publicada por Geri. El que no se Consuela Banana Hammock es porque no quiere.

07

‘Desire’

Cuenta una leyenda urbana -y si habéis visto los documentales de Geri de esa época es más que factible, porque muy bien no andaba-, que la Spice Girl se encerró en el coche de Richard X intentando convencerle de que le diera a ella ‘Some Girls‘, que acabó llevando al #1 Rachel Stevens, porque buscaba un hit y ese sonido para su nuevo álbum. Imaginamos que intentando buscar su propio ‘Some Girls‘, y sin Richard X de por medio, ‘Desire‘ es todo lo que pudo conseguir. Geri probó a cantar de otra manera, probó a sonar sexy electrónica… un poco su propio ‘Forever‘. Que no estaba mal del todo, pero era algo que no era ella.

06

‘Ride It’

Llegado el momento de arrancar su tercera era, y viendo que la segunda había salido regular, la estrategia de Geri pasó por recuperar un poco de la esencia de Ginger Spice: con un look mucho más Spice y más reconocible por el gran público, se presentó con un tema que gritaba «¡dejadme ser divertida!». ‘Ride It’ era absolutamente genérica, sí, pero encapsulaba muy bien el espíritu de cachondeo pop sexy desenfadado que Geri había mostrado durante su etapa de mayor éxito. ¡Y decía «chicas«, porque ella es latina! ‘Ride It’ es, posiblemente, su último gran single pese a sus evidentes fallos. Y funcionaba mucho mejor con imágenes que sin ellas.

05

‘Scream If You Wanna Go Faster’

La segunda era de Geri se la comió el lead single del proyecto, un smash global que aún se recuerda, pero bien es cierto que el segundo single era todo lo Geri que Geri podría ser por aquella época: ‘Scream‘ era espitoso, era frenético, ruidoso, era una de esas canciones que te aportan tanta energía como la que te acaban chupando. Un lanzamiento desenfadado, desvergonzado y libre de los prejuicios que la acompañaría unos años después, cuando ya no supo muy bien por dónde tirar. En esta época, la Geri alocada aún sonaba fresca, divertida y capaz de postularse como, sino una gran artista, sí un gran personajazo de la época. Es un single que define muy bien parte de su esencia.

04

‘It’s Raining Men’

Si por aquella época nos dicen que Geri Halliwell regrabaría con éxito ‘It’s Raining Men’, probablemente hubiéramos pensado que su voz no daba para eso. Y sin embargo, tuvo la maestría de adaptar la canción a sus posibilidades y prácticamente dar forma a un cover que a estas alturas tiene tanta aceptación como la original. Porque realmente pocos temas le iban más como anillo al dedo que ‘It’s Raining Men’. De nuevo, daban la oportunidad a Geri de lucirse con su aspecto más divertido y repleto de energía. Y tuvo la inteligencia de pillar otro clásico como ‘Fama‘ para poner el tema en imágenes. Fue una bomba de combo que se comió sus posibilidades posteriores, pero dejó un gran momento para el pop de la época.

03

‘Mi Chico Latino’

I-có-ni-co. No hay otra forma de describir este lanzamiento. Para empezar, tiene a Rafa Méndez en el vídeo. Para seguir, tiene un trozo en español que pasó a los anales de la historia del pop. Énfasis en anales, porque poco puede haber más gay que este single. «Ay, qué suenio, dolce y pequenio«, decía Geri en ‘Mi Chico Latino’ mezclando el italiano, el latín, alguna lengua muerta inventada por ella misma y el español. «Yo no la sé el camino», decía después. Pero por entonces sí que sabía el camino: el camino de sonar hortera, mediterránea, hispana, flamenca, dar un estribillo contundente y poner a las masas a tararear un single sin remedio. Take us back to our sweet la vida, Geri. Take us back.

02

‘Bag It Up’

Decíamos que nada había más gay que ‘Mi Chico Latino’ pero que no fuera porque Geri no pusiera esfuerzo en tocar nuevos techos: su primer era fue tan redonda, que el tercero de sus cuatro #1s consecutivos fue el cuarto single del primer disco. ‘Bag It Up’ daba cuenta de que cuando Geri atinaba, atinaba pero bien. Mezcló elementos disco con electrónica, el pop con el spoken word, centró el mensaje en la guerra de sexos y salió en ‘Bag It Up’ con un estribillo que rompía la monotonía pseudo-sensual de las estrofas. Una celebración con empoderamiento que culminaba en los adlibs finales: «¿quién lleva los pantalones ahora?», gritaba Halliwell mientras el estribillo se iba desvaneciendo. En los Premios Brit actuó con este tema saliendo de un coño. Literalmente de un coño, con dos gigantescas piernas abiertas como escenario.

01

‘Look At Me’

Es fuerte, pero es cierto que el mejor de los singles de Geri Halliwell fue el primero que publicó. Es más, nos atrevemos a decir que es uno de los mejores singles en solitario de alguien que haya dejado un grupo. Es posiblemente una de las mejores cartas de presentación de un artista pop. Porque define completamente su conjunto. En ‘Look At Me’ aparecían todas las Geri posibles: se mostraba pop-filosófica en sus versos, desafiaba al público a conocer su nuevo yo («lo que ves no es lo que vas a recibir», «la próxima vez prueba a usar los ojos y mirarme») y era al mismo tiempo una bomba pop, un número de cabaret, tenía un punto de misterio, otro de diversión y un estribillo digno de número de musical. ‘Look At Me’ mejoraba también con los visuales, en los que Geri se mostraba en cuatro papeles distintos y finalmente en el suyo, con el que rompía con su imagen Spice. Tanto, que durante el puente puede verse el funeral de la Geri picante, antes de que se la escuche descojonarse en el track. Un ejercicio de inteligencia pop que rara vez se repetiría.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html