Nostalgia

¿Está Justin Timberlake a puntito de firmar su propia era ‘Witness’?

¿Está Justin Timberlake a puntito de firmar su propia era ‘Witness’?

Justin Timberlake está de bajona. No lo decimos nosotros -bueno, sí- lo dicen los registros de funcionamiento de sus nuevos singles y su imagen pública. Desde hace un par de semanas, nos venimos planteando si el cantante no está a punto de firmar su personal era ‘Witness’, es decir, aquella en la que se prevé un flop de no tan gran escala, pero que se amplifica muchísimo por la comparativa a las anteriores eras y el impacto mediático negativo.

Vamos a analizar qué es lo que nos lleva a plantearnos que ‘Man Of The Woods’ vaya a ser el primer flop de Justin Timberlake:

 

01 | Su repentinamente discutida imagen pública

Si algo vaticina perfectamente un tropezón a-lo ‘Witness’ es el efecto en prensa, y el impacto que la imagen de un artista tenga en redes sociales, etc: y lo de Justin Timberlake canta. De pronto, en pleno 2018, nos ha dado por considerarlo machista, recordar que utilizó el sonido negro sin implicarse en causa alguna al respecto, y sacar de quicio cada una de sus declaraciones pública. Punto por punto lo mismo que se hizo con Katy Perry, así que vamos a ver cómo se ha gestado esta caída de popularidad.

‘Es machista’: Bueno, es, o ha sido. Cierto es que su posicionamiento en la Super Bowl de este año no le ha ayudado en nada, nosotros fuimos los primeros en discutir su elección, pero hasta su relación con Britney Spears ha saltado a la palestra en los últimos meses. Tirar del hilo de actos o declaraciones pasadas, sin permitir una reconversión, es la primera señal de la preparación de un fiasco mediático: ¿o alguien le recordó a Pink ‘Stupid Girls’ hace unos meses? ¿Alguien le recuerda ‘Bad Blood’ a Taylor Swift? ¿Alguien pone en entredicho a Pharrell Williams por ‘Blurred Lines’ al lanzar nuevo material? Lo harán, porque es un comportamiento cíclico.

‘Tira de apropiación cultural’: La no-implicación de Justin Timberlake en las causas de la cultura negra americana es otro punto que ha salido hasta bajo la mesa camilla en las últimas semanas. «Justin Timberlake vuelve a ser blanco», leíamos en algunos medios. También es blanca Miley, también lo es Taylor Swift, también Eminem es blanco, también lo es G-Eazy, también Halsey, Christina Aguilera o Britney Spears. Pero es Justin Timberake el que no puede hacer R&B. Es Katy Perry la que no puede coquetear con el trap. El resto, pues ya tal, que hagan lo que quieran.

‘Ha dicho que’: La última al respecto es que ha comentado que no haría una residencia en Las Vegas porque «parece que fueras a planear la jubilación». Y claro, todo el mundo echándosele encima porque Lady Gaga y Britney Spears van a hacerlo o lo han hecho, y que menuda ofensa. A ver, amigos: todos pensamos lo mismo que Justin ha dicho. No el 90% de la gente, no. Todos. El 100%. La población en masa. Y no nos vengáis ahora con historias, porque el último disco de Britney Spears lo compramos nosotros y cuatro gatos más, y Gaga ha vivido un sutil revival, pero tampoco está en su momento de mayor popularidad. Ni nadie que esté en Las Vegas. Si mañana llega Drake y hace una residencia en Vegas o llega Ariana Grande y hace lo propio, hablamos. Mientras tanto, sí, parece que estuvieran planeando una jubilación. A Katy Perry le ocurrió lo mismo porque «frivolizó con los problemas mentales», «dijo nosequé de Obama», etc.

 

02 | El regulero funcionamiento de sus singles

Si hay otro dato que evidencia un ‘Witness’ en camino, es el del funcionamiento de sus singles: sí, ‘Filthy’ se coló en el top10 de Billboard (también lo hizo ‘Chained To The Rhythm’) pero esta es la situación actual de los singles de Timberlake: ambos son top10 en iTunes, pero ninguno de los dos es top50 en Spotify (son #54 y #58 respectivamente). Y todos sabemos cuál es el peso de iTunes en pleno 2018.

Con lo cual, posiblemente, ambos temas caigan y tengan un recorrido más que discutible en el Hot100. Para colmo de males, ‘Filthy’ no es, por el momento, ningún hit en el resto del planeta: ahora mismo resiste en el top10 de ventas de un par de países, y en el top40 de escuchas de apenas 7, todo ellos pequeños con la excepción de Canadá, donde es #36.

Por su parte, ‘Supplies’ no es top40 en absolutamente ningún país que disponga de Spotify. En iTunes, resiste en el top10 de Estados Unidos y Kazakhstan. Ese es el panorama.

 

03 | El escaso hype en torno al proyecto

Se rumoreaba, antes de finalizar 2017, que ‘Man Of The Woods’ podía incluso ver la luz en pleno año nuevo. Aquella estrategia podía haber dotado al proyecto de un foco tremendo encima, pero en vez de lanzarlo de golpe, Justin Timberlake decidió dosificar los lanzamientos del álbum, y presentar cuatro temas y vídeos antes de que el proyecto completo viera la luz.

De esta forma, puede que se asegure algunos compradores más para el disco, sabiendo que el ageism (tiene 37 años) tampoco iba a ponérselo fácil en la lista de singles, pero es que también ha diluido la atención sobre su comeback, que se está viendo venir de forma tan lenta que ha aplatanado al público.

Ahora mismo, a falta de dos lanzamientos más para ‘Man Of The Woods’, falta una aparición pública, falta una performance que de vida a alguno de los temas, falta presencia, y probablemente no la habrá hasta la Super Bowl: el cantante ya ha anunciado que no aparecerá por los Grammy. Craso error, que para colmo, se rumorea que viene provocado porque la Academia ha ignorado ‘Can’t Stop The Feeling’.

 

¿Qué es lo único que puede salvarlo? Pues a estas alturas, los 100 millones que suele promediar la Super Bowl, y la aparición de Janet Jackson durante el intermedio, permitiendo que se haga justicia con su momento de hace más de una década. De lo contrario, es más que probable que todos los comentarios sobre su show se centren en la ausencia de Jackson y en la oportunidad perdida de Timberlake. Ojo, porque el evento puede venírsele en contra de forma que termine por hundir la era, o puede darle una bomba de aire que haga que el disco coja carrerilla y se lance con cifras en condiciones.

No esperamos un fiasco nivel Miley o Shania para ‘Man Of The Woods’: al fin y al cabo, su anterior disco arrancó con casi un millón de copias, pero seguramente, Timberlake está a punto de firmar su ‘Witness’, un disco con una diferencia masiva de ventas frente a los anteriores, carente prácticamente de hits y con la sombra de la prensa encima. Un fiasco mediático más que comercial.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html