Normalmente, unas declaraciones de este estilo nos hubieran parecido un escándalo. De hecho, y aunque realmente no lo dice de manera abierta, sigue chirriándonos un poco que un artista del éxito y exposición pública del tamaño de Ed Sheeran se ponga a comentar de manera tan shady el hecho de que se haya quedado fuera de los principales Premios Grammy de este año.

Para que entendáis toda la situación que envuelve la noticia, vamos allá con un resumen: este año, con la publicación de los nominados a los Premios Grammy, dos cosas nos llamaron poderosamente la atención; por un lado, que el hip-hop se había hecho con el control de las categorías de mayor peso, y que, por ejemplo, la posibilidad de que un blanco se lleve el Álbum del Año es de apenas un 20%; y por otro, que Ed Sheeran, teniendo el disco de mayor éxito de 2017, se había quedado sin las nominaciones a Álbum del Año y Canción y Grabación del Año por ‘Shape Of You’.

Pues bien, en una reciente entrevista con Billboard, esto es lo que el cantante ha dicho al respecto de esto último:

«Hay un clarísimo motivo por el que yo me quede fuera, y es un motivo mucho más grande que yo. Esa es la forma en la que este año tenían que ocurrir las cosas. En cualquier caso, no me estoy muriendo y no es como si nunca fueran a volver a nominarme.»

El único clarísimo motivo por el que Ed se ha podido quedar fuera de las categorías de peso, más allá de las críticas que ‘Divide’ haya podido tener entre prensa especializada -tiene un correcto 6,2 en Metacritic-, es el que hemos apuntado antes: que los negros tenían que hacerse con el control de la gala de este año.

Indudablemente, 2017 ha sido un año fantástico para el hip-hop y el R&B, pero tampoco ha sido el único de los últimos años que ha sido de nivelazo, algo que no ha evitado que propuestas estupendas quedaran relegadas a categorías rap o la confusa urban-contemporary. ¿Qué es lo que ha hecho que esto haya cambiado y se haya apostado tan claramente por el estilo? Esto:

Exacto, el escándalo del presunto racismo que inundó los titulares después de que Beyoncé no sólo perdiera el premio a Álbum Del Año, dejando a Adele ganándolo y afirmando en el escenario que ella lo merecía, sino que además, se llevara el premio de Álbum Urban-Contemporary, provocando casi una mayor indignación, por ser considerada la categoría el contenedor del no-sé-cómo-valorarlo de los premios.

Así las cosas, Ed Sheeran tiene, en el fondo, toda la razón del mundo, los Grammy serán negros por la triste y única razón de que toca que lo sean para calmar las aguas. Ya ocurrió con los Oscar, y han tenido paz durante una buena etapa después. Veremos si a la Academia le funciona igual, o se empieza a dignar a valorar mejor el R&B, el Rap y el Hip-Hop.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html