La Tetería

Britney Spears toma el control de sus redes: «No voy a ponerme kilos de maquillaje y bailar remixes de las mismas canciones»

Britney Spears toma el control de sus redes: «No voy a ponerme kilos de maquillaje y bailar remixes de las mismas canciones»

Hace apenas unos días, Britney Spears utilizaba por primera vez el hashtag #FreeBritney en sus redes sociales. Unas redes sociales en las que ella compartía material, pero que realmente eran gestionadas por una persona del equipo, aparentemente elegida por el padre de la artista.

Parece que desde el día en el que Spears utilizó el hashtag, para anunciar que tenía su propia representación legal (escogida, al fin, por ella misma) y de paso agradecer a los fans su apoyo, también ha tomado las riendas de sus redes sociales.

Y sus recientes mensajes han servido para poner los puntos sobre las íes. Primero, para aclarar que, como se venía diciendo, la artista no tiene intención alguna de volver al escenario. Britney cuenta, además, que está harta de actuar con playbacks (es lo que se deduce cuando dice que «no puede hacer nada real») de canciones antiguas remezcladas. Segundo, para enviar un mensaje a los haters que critican sus bailes en casa.

Pero principalmente, para volver a poner la diana en aquellos que la rodean: su padre, que vuelve a salir bastante mal parado con el speech -para variar- y su hermana, centro de las críticas de la artista por haber participado en un discutible homenaje en los Radio Disney Music Awards. En aquella ceremonia, Jamie Lynn se subió al escenario para hacer un playback de una remezcla de ‘Till The World Ends’. No parece que a Britney Spears le hiciera especial gracia:

«Para aquellos que han optado por criticar mis vídeos bailando… veréis, no voy a actuar en un futuro próximo mientras mi padre tome decisiones sobre con qué me visto, qué digo o qué tengo que pensar. He hecho eso durante los últimos 13 años, así que prefiero compartir vídeos desde mi salón que desde el escenarios de Vegas, donde tenía a la gente tan lejos que no podía ni saludarme y acabé teniendo una relación continua con la marihuana… que no es que me importara, pero me hubiera gustado poder ir a un maldito spa.

Y no, no voy a ponerme kilos de maquillaje e intentarlo en el escenario otra vez, sin poder hacer nada real, con remezclas de las mismas canciones durante años, sin poder incluir nueva música en mis shows para mis fans. Así que lo dejo.

Y tampoco me gustó que mi hermana se presentara en una ceremonia de premios a actuar con MIS canciones remezcladas. La gente que, se suponía, era mi apoyo, me hizo mucho daño. Esta tutela legal ha matado todos mis sueños. De modo que lo que me queda es la esperanza, y la esperanza es lo último que se pierde. Y aun así, la gente intenta quitármela.

No me gustó ver documentales que me trajeran a la memoria momentos humillantes de mi pasado. He pasado página de eso, ha pasado muchísimo tiempo. Y para aquellas mujeres que dicen que es raro que aún crea en los cuentos de hadas… que os jodan. Como he dicho, la esperanza es lo único que tengo ahora. Daos por contentos con que postee cosas siquiera. Si no os gusta lo que véis, pues dejad de seguirme.

La gente intenta acabar con la esperanza, porque la esperanza es una de las cosas más vulnerables y frágiles que hay. Me voy a ir a leer un maldito cuento de hadas ahora. Y si no queréis ver mi precioso culo bailando en mi salón, o no cumple vuestras expectativas, id también a leer un puto libro.»

De hecho, Jamie Lynn parece ser también el centro del anterior mensaje de la artífice de clásicos como ‘Chillin’ With You’. Britney se queja de alguien cercano que intenta salvarse el culo defendiendo su situación, después de pasarse años callado. Casualmente, Jamie Lynn compartía hace unos días un polémico vídeo en el que demostraba apoyo a su hermana.

«No hay nada peor que la gente cercana a una, que jamás apareció cuando se la necesitaba, postee cosas sobre una situación, cualquiera que esta sea, y aparezca apoyándola. No hay nada peor.

Cómo se atreve esa gente a la que tanto quieres a decir algo ahora, ¿me echaron una mano en el momento que la necesité? Cómo te atreves a decir ahora en público que te preocupas. Que AHORA te preocupas. ¿Me echaste un cable cuando estaba en mi peor momento? Repito: no. Así que si estás leyendo esto y sabes quién eres, y tienes los huevos de decir algo sobre la situación para salvarte el culo… por favor para. Para de intentar quedar bien cuando estás muy lejos de poder hacerlo. Y ten un buen día.

PS: Si estáis leyendo esto y vives una situación similar, lo siento, sé lo que es pasar por ello y te envío mi amor.»

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html