Hace unos días Britney Spears estuvo inmensa en un drama al salir a cenar con su marido, Sam Asghari, a un restaurante. TMZ publicaba imágenes de la cantante, sola en la mesa, supuestamente diciendo cosas sin sentido mientras ocultaba su cara tras el menú al ser cazada. Su marido, según el medio, había huido del lugar vista la situación y la había dejado allí plantada.

Lo bueno de que sea 2023 es que ya no es 2008 y la gente, habiendo vivido de forma bastante pública toda la narrativa de Spears, tiende a ser bastante más crítica con lo que pudo haber sucedido. Especialmente el fanbase de la artista, que analiza todo para dar explicación lógica al suceso. Aunque para cuando lo hicieron, los protagonistas de la historia, Sam y Britney, ya habían dado su versión.

Esto es lo que dijo Britney:

«Lo único que quiero decir es que estoy halagada con que el camarero me trajera una copa de cristal de champán para mi Redbull. Soy súper chic, chicos. (…) Ya he visto estas noticias exageradísimas sobre que estaba borracha en un restaurante. Es como si me siguieran a cada lado que voy mirando lo que hago y dejo de hacer.»

Más explícito ha sido su marido, que ha querido aclarar que no huyó de ningún lado y que la situación era realmente una completamente normal:

«La gente se emociona en exceso al ver a mi mujer. Todos se ponen a grabar, ya sabéis como es: el precio de la fama. Lo que hice fue salir del restaurante para coger el coche para marcharnos y la gente está diciendo que me largué de allí. Es lo que hay. (…) Es frustrante cuando te sientas a cenar y la gente empieza a sacar las cámaras… pero es lo que tiene. Qué vamos a hacer.»

Como decíamos, los fans de Britney Spears también sospecharon del vídeo de TMZ, hasta el punto en que decidieron darle la vuelta al audio, en el que se supone que se ve a Britney hablando sinsentidos. Bien es cierto que cuando se escucha a la inversa hay dos frases que se escuchan con claridad: la primera, la de una de las chicas que graba diciendo «esa es Britney Spears» y la segunda, a la propia Britney diciendo «estoy tratando de marcharme». La escena, además, corresponde al momento en el que Sam ha salido a por el coche, lo que tendría todo el sentido. Es decir, que TMZ habría invertido el audio original para hacer que Britney pareciera balbucear.

Si no podéis escuchar bien los audios en el completo, en el hilo del siguiente tuit hay capturas de los momentos exactos donde las frases se escuchan con claridad. La cuenta que lo ha compartido ha enviado un escrito a la Comisión Federal de Comunicaciones para que investigue si TMZ ha concurrido en algún tipo de delito al editar el vídeo para sostener su narrativa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html