Hace un año, Amistades Peligrosas anunciaba su regreso en clave musical con ‘Alto El Fuego’, un lanzamiento que lucía ‘a dollar’ desde el momento en el que vio la luz: ellos aparecían disfrazados de piratas del Party Fiesta, varios niveles por debajo de las ideas de Camela (que francamente, ya es decir), la producción del single era digna de una Nespresso y la química entre ambos cada vez que aparecían en público no era precisamente la de Marie Curie.

Después de aquello vio la luz un remix EDM de ‘Estoy Por Ti’ un poco de tapallido, luciendo, de nuevo, ‘a dollar’. Y ahora la pareja parece haber ahorrado un poco más y con lo que tenían suelto han conseguido convencer a Aleks Syntek de subirse a la remezcla de otro de sus clásicos, ‘Me Haces Tanto Bien’.

Y las cosas como son, visto el camino recorrido por la pareja desde su comeback, efectivamente Aleks Syntek… les hace tanto bien. Porque consigue llevar la canción a una producción más contemporánea, tampoco especialmente moderna pero sí refrescante respecto a la original, y colabora en el tema sin llegar a resultar un pegote. Es decir, ¿su trabajo en toda esta historia? Completado.

Incluso el vídeo no luce tan amateur como cabría esperar de Amistades Peligrosas. Hay un planteamiento, hay una estética, hay un fantasma de Aleks Syntek que luce un poco postal de Eurovisión 2022, pero por normal general y por Norma Comics, ni-tan-mal. Tampoco es una cosa para volverse locos, pero es que venimos de donde venimos.

Ahora bien, no hay artista mexicano que pueda conseguir arreglar la falta de química de Amistades Peligrosas. Ya puede venir Thalía aquí a remezclarlos con ‘Mujer Latina’, que lo de estos dos, más que de caña y de palmera, es de iglú y de pingüinos. Ya puede venir Julieta Venegas con el limón y la sal, que lo de estos dos es de jengibre y bicarbonato. Ya puede venir Belinda ‘En La Obscuridad’, que Cristina y Alberto encenderían quince filas de luces LED.

Los Amistades Peligrosas se tocan mucho las manos, porque en cuanto se acercan el uno al otro es como que les da angustia rozarse. Cristina, por supuesto, sigue espitosa como siempre y Alberto pasa de todo mirando a cámara cada cinco segundos con gesto de «¿acabamos ya con la grabación o hay que hacer otra toma más?». Aleks Syntek aparece, mientras tanto, como holograma. Pero creednos, incluso si hubiera estado allí de cuerpo presente, tampoco se le intuiría interrumpiendo nada.

En todo esto sigue habiendo más peligro que amistad.


★★½

Será tu rollo si: te guste tener sexo tántrico, tu idea de galán es Arturo Fernández, tu idea del romanticismo es regalar unas medias de Calcedonia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html