Adele ha compartido un vídeo en Instagram en el que suspende sus ‘Weekends With Adele’ en Las Vegas por el momento. La cantante ha avisado, a través de un vídeo en el que se la puede ver notablemente agobiada, de que no han podido completar el montaje del show a tiempo y se ve obligada a posponer todas las fechas del mismo:

«Lo siento pero mi show no está listo. Hemos hecho todo lo posible para llevarlo a cabo a tiempo y que fuera tan bueno como merecéis, pero nos han destrozado los retrasos en entregas y el Covid. La mitad de mi equipo está con Covid ahora mismo. Y ha sido imposible acabar el show. No puedo daros lo que tengo ahora mismo. 

Estoy destrozada. Lamento muchísimo que sea tan a última hora. Hemos estado en pie estas últimas 30 horas pensando en cómo solucionarlo, pero… se nos ha acabado el tiempo. Y estoy muy molesta y avergonzada. Lo siento muchísimo por lo que hayáis venido viajando. Realmente, lo siento muchísimo. Mucho. Vamos a reorganizar fechas, ya estamos en ello. Y voy a ofreceros mi show y llevarlo donde tenga que estar para vosotros. Lo siento muchísimo. Ha sido imposible, hemos luchado contra un montón de cosas y simplemente no está listo. Lo lamento, de verdad.»

Bien es cierto que la situación tiene que estar superándola y debe sentirse fatal, pero el equipo también debería haber tenido en cuenta la situación actual a la hora de marcarse deadlines. Que parecemos nuevos. Especialmente porque Adele ya anunció que no sacaría ’30’ de gira por las imposibilidades de las restricciones de cada país, y por tanto muchos seguidores se habrán movilizado hasta Las Vegas para poder disfrutar del álbum en directo. Suspender el show a escasas horas de que tenga que llevarse a cabo es… una putada. Las cosas como son.

Porque el equipo de Adele y la propia Adele debían saber de antemano, especialmente si la mitad de sus empleados están enfermos, que eso no tenía visos de poder salir adelante: han apurado demasiado a la hora de comunicarlo. Esperemos que ese «llevar mi show donde tenga que estar para vosotros» implique que la artista vaya a moverse también fuera de la ciudad para compensar al público, al menos en Europa.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Adele (@adele)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Contact Us

Magazine Html